Home > Columnas > ¿Dónde quedó el juicio crítico?

¿Dónde quedó el juicio crítico?

///
Comments are Off

#HaciaLaLibertad

Este tema de la CICIG y Jimmy Morales ha causado una polarización en la sociedad que quienes criticamos a la misma CICIG somos considerados corruptos y etiquetados como miembros del “Pacto de Corruptos”.  Se nos tacha de defender a Jimmy Morales a capa y espada y tampoco es ese el tema.  O estás con la Cicig o estás con Jimmy.  Y no es así.  Lo mismo pasa con el lado opuesto, quien defiende a la Cicig está siendo acusado de comunista y otras cosas.  Ni en un sentido ni en el otro es aceptable generalizar y mucho menos dejar de criticar.

¿Qué nos está pasando? ¿Dónde está el juicio crítico?  ¿Por qué estamos tan agresivos y dogmáticos?  ¿Por qué descalificamos de entradita a quien tiene algo que decir?  Todas estas descalificaciones nos han polarizado a tal extremo que muchos tienen miedo de hablar.  Lo primero que hacen las personas que no tienen argumentos es descalificar al interlocutor.  Ese argumento no sirve porque lo escribió en este o aquel medio y ese si que no lo leo.  Esa persona no tiene argumentos válidos porque es tal por cual.  Y así es como la sociedad se queda con la miseria de sus ideas sobre una cosa, unas ideas pobres carentes de crítica porque hemos atacado al interlocutor y lo hemos descalificado sin siquiera entrar a conocer los argumentos.

Dicho esto, reitero que la ONU a través de Guterres dejó pasar una oportunidad para hacer que la CICIG fuera de la mano con el gobierno de Jimmy al negarle tantas veces por la vía diplomática sus peticiones de retirar a Iván Velásquez.  Éste tampoco colaboró con pedir el cambio pensando que a lo mejor la cosa funcionaría mejor si él estuviera fuera del camino.   Se habla de la terquedad de Jimmy contra el comisionado, pero no se menciona la terquedad de la otra parte, tanto de Iván Velásquez como Guterres.  Esto hizo que el choque fuera inminente y terminara como terminó.

La CICIG nació mal.  Guatemala jamás debió aceptar una entidad que tenía total inmunidad.  No puede ser que el presidente del país tenga antejuicio y que exista un mecanismo para que en caso justificado se le quite y pueda investigar mientras que le comisionado no.  El gozaba de total inmunidad lo cual lo hacía completamente impune.  Por eso, la CICIG y su comisionado no tenían que rendir cuentas a nadie.  Esa falta de “rendimiento de cuentas” no se puede justiciar de una entidad que tiene que ver con casos de la Justicia.

La CICIG en conjunto con el Ministerio Público y los tribunales de Justicia, estos dos presionados por el mismo comisionado, violaron el debido proceso de muchos de los acusados.  Y nadie que defiende a la CICIG lo cuestiona.  Simplemente dicen que está bien si se captura a los corruptos.  ¿Y la presunción de inocencia?  No puede ser que busques eliminar la corrupción utilizando tácticas corruptas.  El debido proceso es fundamental para garantizar el derecho de los inocentes.

Tampoco se vale que quien viene a hablar de justicia y combatir la corrupción use testigos falsos para condenar a quien sea con tal de tener algún caso exitoso de condena.  Los mismos que defienden a la CICIG dicen que al final no importa porque igual son corruptos y deben estar en la cárcel.  Me pregunto ¿Cómo saben tanto de los corruptos si ni son jueces ni tiene las pruebas?  Somos muy dados a condenar a cualquiera sólo porque Cicig y el MP hizo su show mediático cuando los capturó.  Los condenamos a priori.  Y este primer golpe no te lo quita nadie.  Has fastidiado la vida de estas personas que son sospechosos de haber cometido un crimen nada más, todavía no han tenido su juicio y no han sido juzgados ni condenados.

Discutamos con argumentos y discutamos los argumentos. No descalifiquemos a priori.

TEXTO PARA COLUMNISTA
.
.