Home > Columnas > Concertar un mecanismo para lograr acuerdos

Concertar un mecanismo para lograr acuerdos

#GuatemalaAlRescate

.

Es oportuno, como antecedente, hacer referencia a la crisis que se desató en el año 2017 con la declaratoria de non grato del comisionado Iván Velásquez, por parte del gobierno de Guatemala, declaratoria que no se logró llevar a cabo por una resolución que emitió la Corte de Constitucionalidad revirtiendo esa medida del gobierno central, lo que provocó de acuerdo a la información que han proporcionado los propios funcionarios de gobierno, que de manera inmediata se  solicitara al Secretario General de Naciones Unidas, su intervención para solucionar la crisis que ya se había iniciado, solicitándole el cambio del señor comisionado de Cicig y me imagino, la reforma del mandato.

De acuerdo con la información proporcionada a los medios de comunicación por el presidente Jimmy Morales, se realizaron múltiples esfuerzos para solucionar la crisis generada en el país por inconformidades entre el ejecutivo y Cicig, y de acuerdo con el articulo 12 del propio mandato, que señala el mecanismo para la solución de las diferencias, y agregan que en ningún momento tuvieron respuesta alguna de Naciones Unidas o del propio Secretario General.

Todo esto provocó recientemente que el ejecutivo declarara ante los medios de comunicación que el mandato de Cicig en Guatemala no iba a ser prorrogado y que por lo tanto el año restante le quedaba para el traslado de capacidades a los entes de investigación criminal, a la vez que prohibió el ingreso al país del comisionado Velásquez sobre la base de una recomendación del Sistema Nacional de Seguridad y de una resolución Migratoria.

El cuerpo diplomático representado en Guatemala con la ausencia de la representación de EEUU, se pronunciaron a favor de CICIG y de la permanencia de Iván Velásquez al frente de esa comisión, sin embargo, el Gobierno de EEUU a través del Secretario de Estado Mike Pompeo, comunicó la decisión de apoyar a una CICIG renovada, de hecho, sin la participación del Comisionado Iván Velásquez y creo entender que la razón que visualizó el gobierno de los EEUU, fue buscar una salida político-diplomática a la crisis dada.

Lo que debe quedar absolutamente claro a todos los ciudadanos guatemaltecos es que los casos de corrupción y de impunidad que ya fueron investigados o se encuentran en investigación seguirán avanzando y no es cierto que todo va a volver a ser igual que antes, el Ministerio Público, en el área de la Fiscalía contra la Corrupción, sí tiene la  capacidad para investigar, por lo tanto, esa responsabilidad, hoy mas que nunca, va a recaer en la Fiscal General Consuelo Porras y en una Cicig renovada.

Cuáles son las lecciones que esta crisis nos han dejado y de la que tenemos que aprender: Primero, Es importante que el Ministerio Publico se modernice y profesionalice, así como que amplié su presencia a nivel nacional si queremos tener una justicia pronta y cumplida. Segundo, cualquier apoyo o ayuda de algún ente internacional debe de estar enmarcado dentro de lo que establece nuestra constitución política y leyes del país, y no permitir que se extralimiten en sus funciones, y por último el papel del cuerpo diplomático es velar por mantener una buena relación entre Guatemala y los países acreditados en esta, sin inmiscuirse en asuntos de política interna, de acuerdo con lo que estipula la convención de Viena.

TEXTO PARA COLUMNISTA
.
.