Home > Columnas > ¿Unilateralidad ministerial?

¿Unilateralidad ministerial?

#EnergíaAmbienteyPoblación

.

Recientemente participaba yo en una conversación relacionada con el tema de la conflictividad, para el caso, manifiesta la misma en el asalto y destrucción de hidroeléctricas.

Uno de los participantes me pregunto repentinamente, a quema ropa, ¿y tú si fueras el ministro, que harías? Desprevenido, respondí con mente reactiva “pues ante todo, invocaría la aplicación de la ley…”. Luego, para mis adentros, me dije “torpe” porque debiste usar la mente reflexiva que te dice: antes de abrir la boca, hay que elaborar argumentos realistas, al menos debidamente fundamentados. Y es que para estos casos y sobre todo, refiriéndonos al trabajo de un ministro, hay que empezar por la consideración de que si el tal, es responsable y consciente, no debe actuar de manera unilateral,  a primera vista, irreflexiva.

Hablando de casos, ahora mismo tenemos un ministro que se muestra unilateral en cuanto a la decisión en firme, de habilitar la carretera RN-14 dañada por las recientes erupciones del volcán de Fuego, expresando que “Se hicieron todos los estudios en la Dirección General de Caminos y sobre eso trabajamos, con la intención de mantener el tramo en optimas condiciones… se hacen los trabajos necesarios para evitar que el material que desciende del volcán dañe la carretera…se construirá un puente para que ese material pase debajo, debido a que se formo una barranca nueva que atraviesa San Miguel los Lotes.(Prensa Libre, jueves 30 de agosto 2018, pag.4).

Lo anterior parece obviar la posición de expertos, comentada en el mismo reportaje, así: “Geólogos han advertido…que debido a las dimensiones  de la erupción…el terreno seguirá cambiando durante años y que se debían hacer estudios multidisciplinarios antes de invertir millones. …informe presentado en junio ultimo por expertos nacionales e internacionales, recomendaba que las autoridades debían considerar el cierre definitivo de la RN-14 porque a raíz de la erupción se convertiría en un área de deslaves, lo cual la haría intransitable.”(Prensa Libre, Ibíd.). Continúa el mismo informe, repasando tres escenarios posibles de asumir, cada uno de los cuales indica la escala en millones de metros cúbicos, para dimensionar los probables desprendimientos y deslizamientos. En rigurosa lógica de la situación, es el riesgo geológico lo que se evalúa. Se trata pues, de un problema que parte del comportamiento observado, evaluado y proyectado, aplicando el debido criterio científico, tomando en cuenta la magnitud de los recientes desfogues volcánicos.

Magnitud manifiesta además, no solo por los daños a la infraestructura, sino en las alarmantes cifras de la  cantidad de pobladores afectados y la alta proporción de fallecidos y desaparecidos entre los mismos.

Cabe preguntar ¿es acaso un problema de tan solo rehabilitar los caminos?

Y esto ¿evitaría realmente los riesgos anticipados por los expertos en las ciencias de la tierra? Aparte, ¿y que de la participación en todo esto de la CONRED, INSIVUMEH, MINGOB, MSPAS, MINDEF, Cuerpos de Bomberos, Cruz Roja, entre otros más?

TEXTO PARA COLUMNISTA
.
.