El Siglo

Los ataques a la prensa deben ser prácticas del pasado

#RelacionesInternacionales

¿En qué época estamos? ¿Acaso no ya Latinoamérica y en especial los países Centroamericanos ha tenido suficiente censura y ataques a la prensa y libertad de expresión? Parece mentira que aún se tenga pretendido acallar a la prensa o hablar mal de ella cuando un político o cualquier otro personaje se siente incómodo. Esto se veía mucho en los gobiernos de corte militar de la región hace unos 40 o 50 años pero estamos en el supuesto que se ha avanzado en este aspecto y el trabajo de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y la Asociación Interamericana de Radiodifusores (AIR) ha sido tomado en serio.

En esta tribuna editorial he condenado y sigo condenando que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) no concede un libre acceso a los acreditados de prensa para las reuniones que no se ven ni se saben: viajes con fondos públicos por parte del Secretario General Guterres, reuniones a puerta cerrada para definir el presupuesto con el que va a trabajar la organización anualmente, agresiones físicas a periodistas por parte del personal de seguridad y policial. ¡En la ONU!

El caso de este prestigioso periódico: El Siglo; verbalmente y en redes sociales constantemente es agredido por comunicar verdades y esta es la razón primordial del noble trabajo del periodismo que no se debe a otros que a la misma gente, al público televidente, lector u oyente. Muchos me han invitado a escribir sobre la CICIG, no puedo opinar al respecto dado que no resido en Guatemala, no obstante ninguna institución debe omitir que hay ataques frontales a los medios de comunicación y eso es una violación a los derechos humanos, es menester condenar y exhortar a cesar todo tipo de estos ataques.

En El Salvador no hace mucho, hará quizás unos 15 días que un programa televisivo (muy profesional) que participan dos jóvenes periodistas Saul Hernández y Karen Fernández- quienes conozco personalmente- son parte del segmento periodístico de entrevistas, fueron objeto de burlas y críticas negativas en redes sociales por el “tipo de preguntas” que le hicieron a su invitado en esa ocasión que por cierto, es un candidato a la vicepresidencia de la república salvadoreña.

No puede ser posible que la sociedad quiera una prensa mecanizada, robotizada y estática en la cual no se espere algo más del periodista, la labor del periodista es llegar al fondo de la verdad y por eso puede resultar muy incómodo para muchos pero gracias a los medios de comunicación la sociedad adquiere nuevos conocimientos, coadyuva a un desarrollo sociocultural.

Es hora que la región tenga una verdadera consciencia de la importancia que tienen los medios de comunicación, es ahí cuando entonces nuestro grado cultural subirá de nivel, seremos mejores ciudadanos con los que quieren mantenernos informados periódicamente. Ojalá así sea.

Sandra Hernandez | Siglo.21
.
.