Home > Columnas > Incertidumbre Económica 2019

Incertidumbre Económica 2019

#Perspectivas

Este viernes, el Ministro de Finanzas Públicas presentó al Congreso de la República de Guatemala, el Proyecto General de Ingresos y Egresos del Estado para el año 2019.  El Vicepresidente de la República solicitó a los diputados la aprobación para promover el desarrollo del país.

El Ministerio de Finanzas Públicas (MINFIN) consideró importante incrementar las asignaciones para educación, salud, gobernación, entre otros. En el proyecto hay un incremento de Q 12,565 millones,  respecto al presupuesto del año 2018.  Este incremento se justifica por el involucramiento de las diferentes variables económicas y al enfoque de planificación del gobierno.

Durante el presente año, el problema principal con el presupuesto, fue la falta de ejecución del mismo.   Claro ejemplo es la red vial del país que cada día está más destruida, pero aun así, y no obstante su óptimo funcionamiento responde a la actividad económica y turística del país, se continúa sin reparar.

A la incapacidad que ha demostrado el gobierno de turno para ejecutar el gasto, preocupa la caída de los precios a nivel internacional de los commodities nacionales como el café, azúcar, entre otros, lo que significa un impacto importante en la producción nacional y que genera una reducción de costos para las empresas que buscan limitar plazas que no consideran necesarias.

Otra situación alarmante, es la dura política migratoria que ha impulsado Estados Unidos, y otra es la lenta recuperación tras el embate que ha presentado la erupción del Volcán de Fuego, la que afectó no solo la producción de ciertos productos, sino que además de forma drástica el turismo en el área.

Sin embargo, a todas estas circunstancias se une la inestabilidad política que frecuentemente vive el país.  El año pasado tuvimos la declaración de “non grato” del representante de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y ahora con lo acontecido el día de ayer y que involucra nuevamente a nuestro “flamante Presidente” con la no renovación del mandato de la CICIG, se genera un ambiente poco atractivo para el inversionista honesto que espera invertir en un lugar donde exista estabilidad política y financiera.

Todas estas circunstancias, como lo es la falta de ejecución presupuestaria, un mercado incierto para los negocios a nivel nacional e internacional, el turismo, la vulnerabilidad ante fenómenos naturales, pero especialmente la inestabilidad o crisis políticas que seguramente serán el común denominador para el próximo período, solo nos traen como resultado una incertidumbre económica para el 2019.

Respecto a este último tema, es lamentable que quien ha promovido las crisis políticas y la inestabilidad del país, es el obligado constitucionalmente a brindar paz, seguridad, desarrollo integral y velar por el bien común.  Su más reciente acción, seguramente representará un corte de comunicación con nuestro socio comercial más importante que es Estados Unidos, lo que limitará la estabilidad o el crecimiento económico.

Esta incertidumbre económica, no nos garantiza vivir dignamente, ni nos permite disfrutar de derechos primordiales, entre otros, de salud, alimentación, educación, vivienda y recreación, lo que provoca problemas adicionales, como lo es el fenómeno migratorio que no importando que tan duras sean las políticas para revertirlo, el mismo subsistirá por el instinto de supervivencia y ante la falta de un sustento diario, paz y tranquilidad en nuestro país.

TEXTO PARA COLUMNISTA
.
.