El Siglo

Precios sin control

#GuatemalaAlRescate

Históricamente nuestro país ha vivido de la producción agrícola y de su exportación, el problema radica en que la mayoría de los precios de estos productos son fijados en la bolsa de valores o por pequeños consorcios internacionales que controlan los precios a nivel mundial.

En el año 2016, Guatemala exporto $ 11.6 miles de millones que son lideradas por el Banano que representa el 9.3 % azúcar 8.7% café 6.2% aceite de palma 3.4% el resto textiles, medicamentos crudos, metales preciosos que representa un 12% aproximadamente, es decir que el grueso de nuestras exportaciones radica en la agricultura, y el mundo actual exige para competir en él una mayor diversificación de productos y con valor agregado, algo de lo que nosotros carecemos como país.

Lo preocupante es que los precios de estos productos agrícolas son fijados en el extranjero y dependiendo de la oferta que se encuentra de estos, así los precios fluctúan, es decir pueden incrementarse o disminuirse, lo que priva para estas grandes corporaciones es simplemente la ganancia, por lo tanto en estas no existe un grado de solidaridad para con los países productores cuando sus precios se ven mermados, sabiendo que no solo se afecta su producción, si no igualmente la mano de obra que vive de ella.

La producción de hortalizas, banano, café, azúcar y palma africana generan la mayor cantidad de empleo en la provincia, ya que en esta se desarrolla este tipo de cultivos, hoy que los precios del banano, café y azúcar han disminuido, se afecta no solo a los pequeños y medianos productores como en el caso del café y banano, si no igualmente se está deteriorando el salario y puestos de trabajo de los que recolectan estos productos, previéndose al corto plazo un recorte de la mano de obra y en el mediano plazo un incremento de la pobreza.

El apoyo a la agricultura resulta siendo crucial esto implica el apoyo del gobierno central sobre todo y de entes como el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) con el objetivo que nos ayuden a definir una estrategia para fomentar y promover el valor agregado en los productos agrícolas de exportación  con el fin de poder competir en los mercados internacionales, para lograr este objetivo es importante elaborar una agenda de corto y mediano plazo que impulse y fortalezca la utilización del  valor agregado  en el sector agrícola lo que sin lugar a dudas mejoraría  la calidad de vida de los pequeños y medianos  productores y de sus trabajadores, para lograrlo se necesita en primer lugar reevaluar la  estructura productiva agrícola y definir una línea de acción y en segundo lugar apoyar a los pequeños y medianos  productores que abastecen el mercado interno, sin olvidarse de apoyar  la agricultura de exportación agregándole un valor, lo que sin lugar a dudas impactaría en la economía del país.

Nuestro país ya está sobre estudiado como para poder entender nuestras fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas y sobre esto definir una estrategia comercial de mediano y largo plazo que busque nuevos nichos de mercado internacionales para colocar diversos productos, ya no solo en los EE. UU., si no igualmente buscarlos en los países asiáticos, Latinoamérica y el caribe, con énfasis en el sur de México, que es un área no solo cercana, si no de mucha demanda de productos agrícolas.

.
.