Home > Columnas > Cuidado con las izquierdas y derechas

Cuidado con las izquierdas y derechas

#ObservadorPolitico

.

La polarización que se vive en nuestro país es constante y diversa. Guatemala, al parecer, más que el país de la eterna primavera es el país de la eterna polarización. Es muy común entrar a redes sociales o incluso medios de comunicación en donde abundan las grandes “conspiraciones” tanto de la izquierda como de derecha para “tomar el poder”.

Si bien, a través de la visión de la real politik, el escenario político no es más que una constante lucha por quien tiene el poder, es poco serio y absurdo, ver a comunistas y a “neoliberales” por todos lados. Hoy, en pleno siglo XXI existen muchísimos más espectros políticos que derecha o izquierda.

El problema de ser parte de la discusión perpetua entre quién tiene la razón o de qué ideología somos, nos ha producido el país que tenemos. Al parecer, no aprendimos de los 36 años de conflicto armado interno, en donde la puga ideológica entre izquierdas y derechas dejó un país con un tejido social bastante fragmentado.

El año 2019, será un año inédito en la contienda política, existen varios elementos en las reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos, especialmente a lo referente al tema del transfuguismo, que harán que el proceso de elecciones sea atípico. Sin embargo, enfrascarnos en la discusión de izquierdas y derechas será el caldo de cultivo idóneo para el surgimiento de movimientos radicales, los cuales lejos de resolver la problemática de nuestro país, nos seguiría hundiendo en el abismo como en el que nos encontramos en la actualidad.

Estamos en un punto de inflexión bastante importante, existen muchas cosas que podemos aprender del proceso de elecciones en 2015, de momento, es necesario que como país tengamos una agenda mínima de país. De no plantear esta agenda, seguiremos con el proceso de desaceleración económica, con más migración, con altos índices de desnutrición y peor aún, con una sociedad altamente fragmentada y volátil.

Por lo anterior, debemos tener cuidado con las voces que incentivan la división entre izquierda y derecha y más que ver en qué punto existen divergencias, buscar soluciones comunes a problemas comunes y dejar totalmente, por un lado, el estado de volatilidad en el que nos encontramos.

TEXTO PARA COLUMNISTA
.
.