Home > Columnas > Educación y Economía Social de Mercado

Educación y Economía Social de Mercado

///
Comments are Off

#CrisolLiterario

.

El formarnos en valores cívicos, en atributos morales y en capacidades intelectuales «Educación en General» es el mejor activo social de todo Estado delante de su población; y que mejor, si por intermedio de la consolidación de su propia cultura, el Estado fuera capaz de transferir inter generacionalmente en sus herederos una educación llena de arte, de música y de creatividad intelectual. Ya que sin cultura «como bien dictan e invocan pensadores de talla mundial» no puede haber desarrollo humano ni social en su conjunto. Si la cultura de país es considerada axioma clave en el desarrollo socioeconómico y ambiental de los pueblos; entonces, la educación sobre la base del aprendizaje «más que de la enseñanza memorística tradicional» debería ser un factor transversal en el protocolo curricular de la educación en Guatemala.

En la miniserie (seis fascículos) de Economía Social de Mercado -ESM- que me publicara este espacio de difusión literaria El Siglo, se enfatiza en la importancia de la educación y difusión del conocimiento como factores de convergencia hacia la disminución de las desigualdades. Especialmente las desigualdades laborales para incidir directa y positivamente en la reducción de las diferencias salariales por capacidades, no importando el género. Con esto en mano, se garantizará que el salario mínimo alcance el valor monetario de la Canasta Básica Elemental. El Best Seller  “El Capital en el Siglo XXI”  indica que habiendo analizado series históricas de más de 100 años «1870-2010» se refleja que los países con mayor grado de educación difundida y con niveles de transferencia de innovación tecnológica han sido los que más rápidamente han venido reduciendo sus desigualdades laborales como promedio general.

La Economía Social de Mercado es un ordenamiento de regulación económica-social «Ordo-liberal» que depende en gran medida de la voluntad y decisión de los órganos del Estado con enfoque de unidad nacional y se fortalece sobre la base de una política (monetaria, cambiaria, crediticia y tributaria) sólida. Y los preceptos que obedece son 1. Todo el Estado que sea necesario para todo mercado posible; esto merece, revalorizar las fuerzas entre el Estado y el sector empresarial para un mejor complemento de la economía nacional -Mipymes- en materia social y de comercio internacional.  2. Ningún derecho sin responsabilidad y ninguna autoridad sin democracia.  3. Hacer más con menos  -El Estado-  con rendición de cuentas y auditoría social. 4. Una educación con cobertura y calidad universal permanente; con enfoque de idiomas maternos -al menos en los primeros tres años- entre grupos generacionales pero sostenible en el tiempo inter-generacionalmente. Y, 5. Eficiente recaudación fiscal para una mejor política social mejorando el indicador nutricional de la primera infancia, reduciendo los niveles de pobreza y pobreza extrema.

Aquellos son los preceptos; ahora, veamos los principios -eje transversal- en los que descansa la Economía Social de Mercado -ESM-: a. Subsidiariedad entre ciudadanos o entre sectores. Y cuando sea necesario y posible, apoyo desde los sectores mayoritariamente organizados hacia las Micro y Pequeñas empresas desde el enfoque de un apoyo temporal solidario, b. Solidaridad y competencia funcional desde el gobierno, basada en una política de recaudación fiscal y en el desarrollo empresarial a nivel Mipymes, fuente de trabajo digno en territorio nacional. El corolario sería: El Estado debe ser subsidiariamente solidario. Subsidiariedad ≠ subsidio y Estado ≠ gobierno.  Los primeros términos en ambas ecuaciones son más amplios que sus respectivos segundos términos.

Finalmente, respecto del presente artículo, hay que indicar que la Economía Social de Mercado -ESM- es una filosofía «Ordo liberal = orden y libertad» enriquecedora de un conocimiento económico encaminado a fortalecer las políticas públicas por la vía tributaria reduciendo el déficit-fiscal presupuestario. En este sentido, el célebre economista francés, Thomas Piketty, indica: “Que, con ello, se contribuirá a reducir la deuda pública «excesiva» manteniéndola al mínimo posible respecto del PIB”; con lo cual, “los Estados dispondrán de más recursos para atender sus políticas de compensación social sin comprometer inter-generacionalmente a su sociedad, siempre que se implementen políticas de saneamiento fiscal”, concluye el destacado economista francés.

Ahora, como bien podrá comprender mi audiencia lectora. La inclusión de la palabra “SOCIAL”, dentro del título del artículo, no se asocia en nada, ni para nada con el término “SOCIALISMO” ni con el término “POPULISMO” conceptos que dentro de este espacio #Crisol Literario deben ser parte del pasado si queremos como guatemaltecos (as) ser una sociedad inspirada por un modelo o enfoque integrador de desarrollo socioeconómico ambiental inclusivo. Como testimonio, bien cerca tenemos el legado de la legendaria cultura maya; que por negligencia o no, muy poco o nada, hemos sabido atesorar.

TEXTO PARA COLUMNISTA
.
.