El Siglo

¿Realmente dónde está el infierno?

El escándalo de los miles de abusos sexuales ejecutados por sacerdotes en Pensilvania tenía un protocolo sistemático para captar víctimas y encubrirse entre ellos.

.
.