El Siglo

“SEÑOR PRESIDENTE EXPULSE A CICIG, LA ULTIMA CARTA ABIERTA DIRIGIDA A USTED”

#Desde Mi Trinchera

En esta oportunidad no es necesaria una narración adornada y explicada, Guatemala se precipita irremediablemente hacía un abismo, los recursos constitucionales y legales que disponen los guatemaltecos han quedado obsoletos e inútiles, entre manipulaciones, conspiraciones y chantajes hemos llegado al borde de entregar la patria a quienes nos colocaran “la soga al cuello” para decir ADIOS MI GUATEMALA LIBRE.

EXCELENTÍSIMO SEÑOR PRESIDENTE CONSTITUCIONAL DE LA REPÚBLICA DE GUATEMALA JIMMY MORALES CABRERA.

Como ciudadano en libre uso y ejercicio de mis derechos y deberes, amparado en los artículos 5, 35, 28 y 135 de la Constitución Política de la República de Guatemala, me dirijo a usted.

Es deber de todos los guatemaltecos y además un derecho cívico, velar porque se cumpla la Constitución de la República de Guatemala y obedecer las leyes constitucionales así como ordinarias, tal como lo preceptúa la misma en su artículo 135; por tal razón exteriorizo mi preocupación ante los acontecimientos actuales con tinte político e ideológico, propiciados por  sectores oscuros, internacionales y nacionales que socavan y violentan el Estado guatemalteco desde sus pilares básicos, en los que se entiende claramente que es uno libre, independiente y soberano.

En oportunidades anteriores me dirigí a usted Señor Presidente Jimmy Morales por medio de “cartas abiertas”, la primera al ser electo como Presidente de Guatemala por medio de elecciones democráticas en el año 2015, justamente después de que Guatemala  atravesara una crisis de Estado sin precedentes, y como lo expresé en esa oportunidad mi temor radicaba que ya siendo Presidente electo , fuese que muchos parásitos, alacranes y aprovechados se acercaran a usted y lamentablemente así sucedió, algunos de ellos impuestos por exigencia de una “embajada” , la  CICIG y la mal llamada “sociedad civil” y otros tantos más que usted será el único que podría explicar cómo llegaron hacer parte de su gabinete de gobierno…en fin esto ya es historia y el mal esta hecho.

Podría escribir un testamento de quejas y desesperaciones, ante la cruda realidad por la que está actualmente siendo sometido nuestro  país; justamente ayer 16 de agosto de 2018,  sin equivocarme una de las estocadas finales se le ha colocado en el pecho de nuestra querida Guatemala, una vez más por la “fuerza invasora” llamada CICIG y su esbirro Iván Velásquez , al firmar una “CARTA DE ENTENDIMIENTO INTERINSTITUCIONAL ENTRE EL TRIBUNAL SUPREMO ELECTORAL Y LA COMISIÓN INTERNACIONAL CONTRA LA IMPUNIDAD  CICIG, siendo la misma nada más que un nombre técnico e hipócrita para ejercer un poder que no le corresponde, el de fiscalizar a los partidos políticos, candidatos y afiliados, y aun peor ya que de seguro se procederá de una forma selectiva y a todas luces con dedicatoria especial, para servir de “trapeador” y así limpiar el camino, asegurando el triunfo de la “precandidata Presidencial de la CICIG “ Thelma Aldana.

El papel de CICIG fue lastimosamente mal definido desde la concepción de su mandato y por lo mismo ha llegado convertirse en un “Estado  ilegal que funciona dentro del mismo Estado”,  resulta estúpido e indignante que por medio de una “Carta…” usurpe y ejerza funciones que no le competen , ya que el Tribunal Supremo Electoral es un ente independiente, inclusive de los mismos y LEGÍTIMOS PODERES DEL ESTADO; el papel de CICIG es el de desarticular cuerpos clandestinos y  paralelos dentro del Estado, apoyar y fortalecer al Ministerio Público en la investigación y persecución penal, nunca el de crear condiciones visionarias a futuro, para poder interferir en los legítimos derechos constitucionales de los guatemaltecos, como es el de elegir y ser electos, quienes utilizan con toda libertad  los partidos políticos que cumplen lo establecido  y enmarcado en la ley constitucional que es la Ley Electoral y de Partidos Políticos. Justamente en una etapa preelectoral donde se empiezan a mover las piezas que competirán a partir de la convocatoria a elecciones y donde la “ungida” por él “non grato Iván Velásquez” utiliza recursos del Estado para actividades proselitistas, y quien además suciamente se valió de su cargo como Fiscal General del  Ministerio Público y del mismo al usarlo como plataforma pre-electoral, y ahora impunemente CICIG le abre paso basándose en un artículo de esta  “Comisión Internacional” como lo es el artículo 3 inciso (f),  que sin embargo se entiende, que la faculta para “suscribir e implementar Acuerdos de cooperación con instituciones del Estado para “el cumplimiento de su mandato”, nunca de ejercer el mandato constitucional  y funciones en este caso designados exclusivamente al Tribunal Supremo Electoral , violando de esta forma nuestra Constitución Política, nuestra soberanía y dignidad.

Por tal razón exijo respetuosamente, que dicha Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), sea sometida a un estudio y evaluación, sobre su actuar y competencia en Guatemala, contemplando que sea revocado el acuerdo gubernativo 570-2007, que fue ratificado por el Congreso de la República el uno de agosto del año dos mil siete, que le da vida a la misma y se den por concluidas su labores y actividades en nuestro país.

Señor Presidente Constitucional Jimmy Morales, su familia desde que asumió la Jefatura de Estado ya no es solamente su señora esposa e hijos, son todos los guatemaltecos que votamos y depositamos nuestra confianza por usted, es momento que no le “soplen al oído” que es lo que tiene que hacer, entiendo lo difícil que debe ser asumir decisiones en torno al papel constitucional que desempeña, por eso mismo tiene que ejercerlo y asumir las consecuencias de sus actos y decisiones con toda firmeza y si tiene que rendir cuentas por las mismas hágalo sabiendo que lo hizo defendiendo  a su pueblo, quedando su conciencia tranquila que no lo traiciono ni abandono a su suerte, demuestre que usted es él ÚNICO REPRESENTANTE DE LA UNIDAD NACIONAL  y no un colombiano delincuente y abusivo ; no pida permiso, en usted esta la única  esperanza legal y apegada al Estado de Derecho  para evitar caer en manos de una “fuerza internacional invasora”, apoyada por algunos guatemaltecos traidores que usando los cargos por los que fueron nombrados, desde Cortes, Juzgados e Instituciones apoyan una y otra vez el rompimiento del Orden Constitucional.

Señor Presidente Constitucional de la República de Guatemala Jimmy Morales Cabrera, ejerza el poder que le otorga la Constitución Política, le aseguro que será respaldado por todos los guatemaltecos que creemos en una nación libre, y que si es necesario saldremos a defenderla en las calles, en las Cortes, en las Plazas, con nuestras propias vidas. EXPULSE INMEDIATAMENTE AL “NON GRATO IVÁN VELÁSQUEZ”, y si existe algún acto ilícito que “presuntamente” usted haya cometido antes o dentro del tiempo que ha ejercido la presidencia, lo exhorto sométase voluntariamente a los tribunales de justicia, después de terminar su periodo presidencial como lo estipula nuestra Constitución. No nos permita pronunciar la frase “ADIOS MI GUATEMALA LIBRE

No necesitamos que nos gobiernen personas de otros países; los extranjeros que así lo deseen puedan colaborar y apoyar, pero jamás ejercer gobierno paralelo ni mucho menos uno internacionalista.

Sandra Hernandez | Siglo.21
.
.