El Siglo

Crimen Organizado

#Petardo

La delincuencia organizada suele dedicarse a tareas más complejas que robos comunes o hurtos. Estos grupos de crimen organizado se involucran en actividades como el tráfico de drogas o armas, la trata de blancas, el contrabando o la falsificación.

En la sociedad usualmente se comete el error de usar indistintamente los conceptos de crimen organizado y organizaciones criminales. Ambos hacen referencia a un grupo de personas que, buscando alcanzar sus objetivos (que pueden ser riqueza, poder, etcétera), realizan acciones que van en contra de la legislación existente. La diferencia central entre crimen organizado y grupo criminal es que en el primero existen personas con los vínculos necesarios para evitar ser perseguidos por los delitos que cometen o evitar la pena o castigo de estos, y el grupo criminal no tiene estos vínculos.

El término de crimen organizado se ha utilizado recientemente para señalar a grupos de personas que se dedican a traficar drogas, personas, cometer secuestros, asesinatos, entre otros delitos. Con el propósito de armonizar la definición sobre delincuencia organizada y promover mecanismos de cooperación para su combate a nivel internacional, en 2000 las Naciones Unidas adoptaron en Palermo, Italia, la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional. En dicho instrumento se recogen definiciones universales sobre este fenómeno y se establecen mecanismos para su combate. La criminalidad organizada es un sistema económico clandestino en el que se conjugan tanto la estrategia delincuencial de una estructura compleja, ordenada y disciplinada con una finalidad de naturaleza económica: la de obtener las mayores ganancias. Si tenemos en cuenta que “la criminalidad organizada se caracteriza hoy por la concurrencia de grupos de delincuentes bien estructurados, que asumen el crimen como negocio o empresa, y que se desenvuelve con frecuencia en un ámbito internacional”.

Recientemente las autoridades políticas y policiales de América Latina y la Unión Europea firmaron en Buenos Aires un convenio con el que buscan potenciar en intercambio de datos entre las regiones para combatir el crimen organizado transnacional. Se comprometieron los firmantes a mejora las policías nacionales eh internacionales con intercambio de datos. El apoyo a comenzado a articularse con el sistema de información policías que le llaman Ameripol principiando a actuar contra el narcotráfico y seguidamente sobre la trata, violencia de género y migración ilegal. El proyecto será financiado por el bloque europeo con 6.45 millones de euros. Con esto se ve con transparencia el combate al crimen organizado transnacional empezando a actuar contra la delincuencia organizada. A los guatemaltecos nos debe de hacer comprender que ya no se trata de que la policía nacional civil únicamente se le de mayor importancia como guarda espaldas de los políticos que gobiernan, debe existir una reestructuración total con mayor estudio y experiencia sobre la investigación tecnológica avanzada.

.
.