El Siglo

Juegos pirotécnicos del FMI

#Sueños…

En medio de la pompa y con toda la intrascendencia del mundo se reúnen el FMI y los dirigentes financieros de Centroamérica. En medio de las luces de los reflectores de la secta financiera, vestida con los smoking y trajes a la moda en el mundo, se llevó a cabo XV Conferencia Regional de Centroamérica, Panamá y la República Dominicana con el FMI. Evento que culminó en los jardines y al lado de la piscinas voluptuosas de un lujoso hotel de uno de los países más pobres de América, Honduras, el 27 de julio de 2018, http://www.imf.org/es/News/Articles/2018/07/27/pr18315-conclusions-of-the-xv-regional-conference-on-central-america-panama-the-dominican-republic.

Sí, para regocijo e ilusión de los pobres de Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua, los “Gobernadores de bancos centrales, ministros de finanzas y superintendentes de bancos de Centroamérica, Panamá y la República Dominicana y funcionarios del FMI se reunieron en Tegucigalpa el 26 y 27 de julio para considerar las perspectivas económicas de la región y dialogar sobre reformas encaminadas a eliminar obstáculos y crear oportunidades para un crecimiento sostenible.”

Que belleza, los funcionarios y empresarios que extraen intensivamente riquezas y generan enormes brechas de riqueza, que mantienen a la mayoría de la población de la región en la pobreza, se reúnen palaciegamente para darnos la enorme noticia,  para dialogar y, para que los pobres de la región derramen lágrimas de agradecimiento al capital financiero que engorda con enormes salarios, tasas de interés alucinantes y pensiones de lujo exorbitantes para estos funcionarios, nos regalan la noticia va a eliminar los obstáculos y crear oportunidades de crecimiento sostenible.

Esa enorme bondad y demagogia nos hace llorar de agradecimiento.

No podía ser de otra manera, los que abrieron las promesas de un futuro mejor. No se sabe sí para los pueblos de la región o para los multimillonarios funcionarios financieros, empresarios del capital financiero o políticos fraudulentos, fueron el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, y el Subdirector Gerente del FMI, Mitsuhiro Furusawa.

Pero, las promesas se las lleva el viento. En primero lugar estos genios de las finanzas, el sector rentista más glotón del sistema capitalista no tiene soluciones para el resto de la sociedad, ni siquiera dan a conocer los documentos y presentaciones de su encuentro.

Segundo, solamente señalan que “los riesgos para las perspectivas están aumentando”. “Riesgos para las perspectivas”, se ve que no entienden lo que están diciendo o nos dan liebre por gato. Los riesgos son el peligro para los países de la región de las tensiones comerciales generadas desde Estados Unidos, la Comunidad Europea y China, que en su lucha por el poder mundial son capaces de poner en riesgo al resto de naciones. Los riesgos de conflagración nuclear en el mar de China, alrededor de Korea, China y Japón. Las amenazas de confrontación más violenta y genocidio alrededor de Siria, Israel, Turquía e Irán. Y, la inestabilidad política en Guatemala, Honduras y Nicaragua, que podrían retornar a la represión sin rumbo.

Adicionalmente, existen los riesgos de limitaciones al financiamiento de los gobiernos en la región, que además no tienen claridad en cómo usar ese financiamiento público para generar infraestructura de calidad, gastos sociales eficientes y fortalecimiento de la democracia participativa.

Sin aportar los datos, el FMI nos indica que la demanda mundial a la baja incrementa los riesgos de estancamiento para la región centroamericana. Las condiciones financieras para la región son restrictivas. No explican por qué Argentina obtiene $50 mil millones en créditos, que pueden ser una fuente de inversión social e infraestructura (o una fuente de corrupción y acumulación de contradicciones), mientras que en la región no se invierte en esas mismas proporciones para generar un ajuste y apertura inclusiva y solidaria.

Como buenos burócratas los chicos del FMI y sus aliados financieros de la región son austeros en sus comentarios. Nos dicen “…Las presiones de los mercados financieros han sido especialmente pronunciadas en países con fundamentos económicos más débiles o en aquellos con incertidumbre política y en materia de políticas económicas.” O, lo que es lo mismo, a los países centroamericanos no se les tiene en cuenta para apoyarlos con enormes flujos de capital por ser económicamente débiles, es decir economías capitalistas semifeudales y con problemas de discriminación social sin solución.

No nos sorprende la conclusión del FMI: “El robusto crecimiento de Estados Unidos y las mayores remesas vinculadas a la incertidumbre sobre las futuras políticas migratorias de dicho país continúan respaldando el sólido desempeño del crecimiento en 2018 en Centroamérica, Panamá y la República Dominicana (CAPRD).” No se hace un balance de nuestros problemas socioeconómicos históricos, no se busca la solución de transformar estos países al capitalismo democrático. No, simplemente se menciona que son débiles y sin futuro. Pero que el sector financiero y las oligarquías seguirán llenando sus bolsillos hasta el juicio final.

.
.