Home > Columnas > EN EL COLEGIO Y EN LA UNIVERSIDAD TODAVÍA ME DICTAN

EN EL COLEGIO Y EN LA UNIVERSIDAD TODAVÍA ME DICTAN

#ItzaBal

La presente columna no es una afrenta contra profesores o maestros que se pudieran sentir aludidos, sino por el contrario, es una invitación a reflexionar respecto a la realidad de nuestro actual sistema educativo a nivel general.

Esta semana recibí con agrado una invitación de los alumnos del segundo semestre de la Facultad de Derecho del Centro Universitario de Oriente –CUNORI-, de la Universidad de San Carlos de Guatemala, para dictar una conferencia académica titulada: ¨Como ser un buen estudiante del Derecho y cuáles son los retos de la Abogacía en una era globalizada¨.

Más que honrado por la invitación, el título de la conferencia me hizo reflexionar y animarme a escribir estas líneas, tratando de abordar un tema que de hace ratos me viene rechinando en la cabeza; con la variante que dicho tema quiero abordarlo desde un nivel mucho más general que el campo del Derecho como lo es: LA EDUCACIÓN.

El mundo tal como lo conocemos actualmente, ha cambiado más en la última década, que en los anteriores 50 años, sin embargo, el sistema educativo de hoy sigue siendo el mismo que se inventó en Prusia allá a fínales del siglo XVIII y principios del IXX, en otras palabras, hace más de 200 años, exactamente cuando recién daba inicio la Revolución Industrial. Dicho sistema educativo fue diseñado para preparar al estudiante en la escuela y adaptarlo a la necesidad de generar trabajadores que a la postre pasarían a formar parte de las filas de empleados en las empresas privadas o estatales. La escuela se pensó como una fábrica de ciudadanos obedientes, consumistas y eficaces.

Me da tristeza reconocer que la realidad de la escuela prusiana aún está inmersa en la estructura misma de nuestras escuelas, desde un inicio, dicho sistema fue pensado y estructurado teniendo como ejemplo el modelo de producción de una fábrica, y la educación de un niño fue comparable a la creación o manufacturación de un producto, que requería un orden específico y una serie de pasos para su preparación, pasos como un Sistema de calificaciones, Presiones sobre maestros y niños, exámenes estandarizados, Currículos desvinculados de la realidad, Sistema de premios y castigos, Clases obligatorias, Horarios estrictos, etcétera.

El sistema educativo de hoy desde mi punto de vista se encuentra desactualizado y es cosa del pasado, cada vez son más las críticas a dicho sistema, puesto que los vicios de la Educación moderna nos han llevado a una crisis educativa nacional e internacional, la cual sugiere reformas urgentes y profundas adaptadas a los tiempos modernos y a la era digital donde ya no hay necesidad de dictar a los alumnos puesto que la información ahora está digitalizada o al alcance del estudiante en la mayoría de casos. El Dictado por mencionar un vicio de la educación moderna es impropio y obsoleto, es una metodología envejecida que constituye una pérdida de tiempo, se priva al alumno de consultar el o los libros de texto u otras fuentes de información y se le acomoda a estudiar únicamente el texto que el estudiante copió en su cuaderno.

La técnica del dictado se desarrolló en el pasado puesto que los libros, ensayos, investigaciones, proyectos u otras fuentes de información como el Internet no estaban al alcance de los estudiantes, sin embargo con el avance de la tecnología ahora es mucho más practico remitir al estudiante a realizar sus propias investigaciones y si por algún caso no existiera el material impreso por su importancia o autoría del maestro, o la población estudiantil a la que va dirigida el aprendizaje es de escasos recursos económicos, simplemente se podrían distribuir copias del resumen, ensayo o investigación del maestro, respetando siempre los derechos de autor, eso permitiría promover la discusión y tener menos trasmisión, más libros y menos apuntes, más enseñanza y menos dictado, despertemos en nuestros estudiantes la pasión por la investigación y la lectura sin acostumbrarles al famoso resumen o dictado.

Olvidemos por un momento todo lo que debemos saber sobre educación y nuestra forma de entender la escuela y comencemos a revisar cada una de las cosas como si nunca la hubiésemos hecho, ¿Qué pasaría si nunca hubiéramos hecho las cosas como las hacemos hoy? ¿Cómo las haríamos adaptadas a la época?  ¿Seguiríamos cometiendo los mismos errores? ¿Existirían los mismos vicios en la educación como el dictado, la exigencia de memorizar sin razonar, las evaluaciones sistematizadas, o la sobrepoblación en nuestras escuelas?

En el pasado las causas que provocaron un giro en la historia de la educación fueron el cambio demográfico, el aumento del comercio, las revoluciones sociales, y la llegada de gobiernos democráticos; es tiempo que tomemos conciencia de esta problemática y reinventemos el sistema de educación actual, la educación del futuro es un problema que toda la comunidad educativa nos deberíamos estar planteando y tratando de encontrar los caminos adecuados para encausarnos hacia una meta en común; para ello padres, profesores y alumnos debemos de replantearnos el sistema educacional en el que hoy nos encontramos y que heredaremos a nuestras generaciones.

Alternativas:

El Instituto High Tech High de California, que es uno de los pineros en el aprendizaje basado en Proyectos, se comienza con una pregunta o también identificando un problema local, y luego en conjunto con los alumnos se pone en práctica un proyecto, según experiencias se aprende más en lo que el alumno aprende y después aplica, que en solo escribir horas y horas; se entiende mucho más cuando hay un impacto y lo que se aprende se puede poner en práctica, para ello se necesitan profesores y alumnos con una mente innovadora y dispuestos a asumir riesgos para lograrlo.

Considero que es tiempo de dar un paso adelante en el sistema educativo mundial y es allí donde las Universidades y los gobiernos deben alzar la mano en Pro de las generaciones que están por llegar a dichos niveles. La diferencia entre una universidad y un colegio es que la Universidad debe generar conocimiento, mientras que en el colegio se enseña el conocimiento ya generado y se descubren nuevas aplicaciones, si esto no sucede la universidad se convierte en un colegio grandote.

Nelson Mandela solía decir: ¨La educación es el arma más poderosa para cambiar el mundo¨. Medítelo.

TEXTO PARA COLUMNISTA
.
.