El Siglo

NI IZQUIERDA, NI DERECHA, NI CENTRO, LA ACTUAL POLÍTICA ES PURO TEATRO

#ItzaBal

En las últimas semanas buena parte de los ojos del mundo se ha vuelto hacia Nicaragua y los recientes eventos políticos que en dicha nación están aconteciendo, Daniel Ortega ha conducido a su país a una sangrienta lucha entre hermanos, ¨el pueblo contra el pueblo¨ dividido únicamente por estúpidas luchas ideológicas que se nos han impuesto a lo largo de la historia y de las cuales únicamente hemos obtenido divisionismo y lucha de clases.

Como pueblo se nos ha querido obligar a pensar que una ideología es mejor que otra, y que el eje de posición política de los que se inclinan hacia ¨La Derecha¨ se fundamenta en la libertad de empresa y libre mercado, teniendo la propiedad privada como una cuestión indispensable en el área económica y que dicha propiedad privada garantiza la riqueza en una nación; y los que se inclinan hacia ¨La izquierda¨ centran su posición ideológica en la lucha de clases como una vía para superar la desigualdad económico social y la nacionalización o manejo colectivo de los medios de producción.

En teoría cada ideología presume ser la salvadora del pueblo y generar la riqueza que se requiere a nivel general, ambas ideologías son antagónicas entre sí, pero ambas persiguen el mismo fin que es hacer realidad el tan anhelado bien común.

La realidad actual:

En el contexto regional cada vez más, nos damos cuenta que aquellos gobiernos cuyos líderes se jactan de profesar una u otra ideología, únicamente han sido puro teatro, y quienes nos han gobernado tanto en el pasado como en la actualidad y han manifestado inclinarse a cualquiera de las tendencias ideológicas o quedarse justo al medio de ambas, no han sido capaces de sacar de la pobreza y la desigualdad a sus naciones, por la simple razón que, una vez en el poder tales ideologías para ellos simplemente fueron olvidadas o nunca existieron puesto que sus propios movimientos ideológicos y partidos políticos únicamente fueron utilizados como vehículo para llegar al poder y luego desaparecieron, y en los pocos casos donde realmente se han querido implementar tales ideologías, se ha demostrado que los sistemas políticos/ideológicos resultantes de su aplicación no son la cura para los complejos problemas que se derivan de vivir en sociedad; de esa cuenta seguimos teniendo gobiernos como el de Daniel Ortega en Nicaragua, Nicolás Maduro en Venezuela, Lula da Silva en Brasil, Otto Perez Molina en Guatemala, Ollanta Humala en Perú, Cristina Fernández de Kirchner en Argentina y muchos más que en el pasado y en la actualidad al hacer gobierno lo único que han logrado es un rotundo fracaso.

La culpa es de las Élites:

Hay una frase muy famosa atribuida a Winston Churchill que reza “Cada pueblo tiene el gobierno que se merece”, sin embargo me parece muy injusto y muy cruel cuando la gente dice que estamos como estamos por la manada de ¨ignorantes¨ y de ¨pobres¨ que hay en nuestros países, refiriéndose con ello muchas veces a las personas del área rural o analfabeta que aún existe en nuestras comunidades, y como dice la Politóloga guatemalteca Gloria Álvarez en un pensamiento que siempre he compartido; ¨Aquí la culpa de la debacle y el fracaso de nuestros sistemas políticos e ideológicos lo tienen las élites…¨; ¡Si…! esos grupos minoritarios que siempre en la historia han tenido un estatus superior al resto de las personas en una sociedad, y no solo me refiero a la élite política y económica, sino también a la élite académica, artística, deportiva, que no han tenido el valor de defender ideales, principios y valores morales en nuestras sociedades, cada quien está preocupado en hacer dinero y cosas materiales, se desvelan por ver quien tiene o es más que el otro, y siempre han bailado al son que les toque sea este un gobierno de derecha o un gobierno de izquierda, y cuando se han involucrado en política ha sido para velar por sus propios intereses económicos a costa del erario público sin ningún o poco beneficio para sus comunidades.

Es tiempo que reaccionemos y tomemos conciencia que no se trata de ideologías, porque en ambos bandos veremos tiranos queriéndose instalar perpetuamente en el poder como es el caso de Nicaragua, Venezuela, Bolivia o Cuba, y también veremos mal llamados demócratas podrirse y corromperse en su ambición de poder. ¡Se trata de principios, valores y ética! No de ideologías antagónicas, y eso no se aprende desde la palestra política.

¡Basta ya de esperar al salvador del pueblo! No se trata de buscar una sola persona para cambiar nuestro actual sistema político, económico y social en el corto plazo, se trata de involucrarnos todos y ser fiscalizadores en todo tiempo y como dijo el presidente estadounidense Dwight D. Eisenhower ¨La política debería ser la profesión a tiempo parcial de todo ciudadano¨, y es hacia eso que usted y Yo debemos apostar, basados en principios y valores no en ideologías políticas.

¨Se puede engañar a parte del pueblo parte del tiempo, pero no se puede engañar a todo el pueblo todo el tiempo¨. Abraham Lincoln.

¡Élites Izabalenses, salgan de su zona de confort, limen asperezas, únanse y tomen la iniciativa de llevar nuestro departamento a otro nivel, ustedes tienen el liderazgo y la capacidad económica para hacerlo!

.
.