Home > Columnas > Cuidemos el agua

Cuidemos el agua

#GuatemalaAlRescate

Un buen segmento de la población en nuestro país empieza a demandar mayor protección para el mantenimiento del agua, manifestando que los ríos en nuestro país se desvían por parte de empresarios del agro que se dedican al cultivo de la caña, banano y de la palma africana, lo cual es cierto en algunos casos y efectivamente no solo hay que legislar en la materia sino mantener un control exhaustivo sobre este tipo de hechos.

Pero el problema del agua es mucho mayor, no se puede solo pedir que se tipifique como delito el desvió de los ríos, cuando la gran mayoría de estos están contaminados por una gran parte de la población que tira la basura en sus afluentes, descargan sus desechos sólidos, drenajes y aguas servidas en ellos, por lo tanto en lo que deberíamos estar pensando es en una ley de aguas en la que se obligue a las municipalidades y al gobierno central a velar por el cuidado de los mantos acuíferos,  de los ríos, lagos y costas marítimas  de otra manera solo estamos  hablando por hablar.

El ambientalista Antonio Matéu señala que en nuestro país  más del 98% de los afluentes tienen contaminación fecal, lo que significa sin lugar a dudas  que el agua de las casas, colegios, fábricas, industria y centros comerciales llega a los afluentes sin ningún tratamiento; los afluentes se han ido transformando en desagües que apestan y deterioran la calidad de vida de los habitantes de zonas urbanas y rurales; por ejemplo, el rio Motagua, el rio Samalá, y el rio Las Vacas, que es uno de los más contaminados, se une con el Motagua que es uno de los ríos más largos del país, el rio Villalobos se ha convertido en rio de aguas negras por recibir toneladas de desechos sólidos y aguas servidas de buena parte de la capital; y como resultado  el lago de Amatitlán  sufre la consecuencia al no contar con sistemas de purificación de agua que permita que agua limpia le  llegue, exactamente lo mismo sucede con el lago de Atitlán en donde los pobladores se han involucrado en el rescate de su lago .

Esto lo que demuestra es que  no hay ríos en el país  libres de contaminación,   se allí la  importancia  de  “la educación” para el cuidado del medio ambiente, ya que este no es únicamente un problema de legislación para el cuidado del agua, es de educación del cuidado del  medio ambiente, y  tenemos que tener conciencia que también  la contaminación de los ríos, lagos y costas de los mares,  es producto del ser humano y que nos afecta a todos por igual, los ríos no pueden ser vertederos de basura, ni cloacas.

Por último, todos los guatemaltecos debemos de colaborar de una u otra manera en el cuidado del medio ambiente lo que igualmente es una responsabilidad de nuestras autoridades municipales y del gobierno central, a los cuales hay que forzar a instalar plantas de tratamiento de aguas servidas porque de otra manera, en 20 años en lugar de ver lagos y ríos veremos pantanos y cloacas.

Entendamos el agua es vital para la vida de todo ser vivo, seamos responsables. EL AGUA ES VIDA.

TEXTO PARA COLUMNISTA
.
.