Home > Columnas > Dictadura no reconoce ideologías

Dictadura no reconoce ideologías

#Perspectivas

.

Actualmente, mucho se discute sobre la distinción tradicional de la ideología que un individuo profesa y es fácil tener a nuestro alrededor una persona que exprese tener una clara forma de pensar y catalogarse en una u otra corriente.     La palabra ideología según el Diccionario de la Real Lengua Española (DRAE) se define como el “conjunto de ideas fundamentales que caracteriza el pensamiento de una persona, colectividad  o época de un movimiento cultural, religioso o político”

Basándonos en esta definición, distinguimos que una ideología se trata del “conjunto de ideas que caracterizan el pensamiento de una persona”.  En el mundo existen una gran cantidad de ideologías políticas, pero en nuestro contexto y a nivel internacional, las más fáciles de identificar son ideologías políticas de derecha o izquierda.

La tendencia de derecha, se fundamenta en una división de clases sociales.  Las personas que se identifican con este pensamiento, mantienen discursos nacionalistas y conservadores,  por tal motivo podría determinarse que este tipo de ideología es la preferida para Estados capitalistas, en donde existe el libre comercio, la empresa y la posibilidad de acumular riqueza.

En contraparte, la base del pensamiento que pertenece a la ideología de izquierda, surge en que la soberanía del pueblo debe de ser la base del Estado y en donde deben de existir igualdad de condiciones, proponiendo un cambio político y social en donde el Estado toma un rol de mayor control económico y de comercio.

Sin embargo, a lo largo del tiempo hemos contemplado que por esta confrontación de ideas, muchos gobernantes han ejercido un abuso de poder, en la que a través del uso de la fuerza, impulsan perpetuarse en el poder, desencadenando conflictos internos y el surgimiento de grupos extremistas, que convierten al adversario en enemigo.

Este uso torcido del poder que comúnmente se le denomina “dictadura”, no sabe reconocer ni distinguir ideologías políticas.  En Latinoamérica, hemos sido testigos presenciales de dictaduras impulsadas por gobiernos de izquierda y derecha.  En la actualidad, muy cercano a nuestro país, se vive una dictadura que surgió de la Revolución sandinista que floreció en el año de 1979 en Nicaragua.

Este movimiento, facilitó la creación del partido político Frente Sandinista de Liberación Nacional, que llevó al poder a Daniel Ortega, el dictador  centroamericano  de quién hemos sido testigos del uso excesivo de violencia para ostentar el poder y reprimir al pueblo nicaragüense.  Muchos hermanos nicaragüenses indican que Daniel Ortega no es la representación del movimiento sandinista, sino más bien un dictador déspota, ambicioso y enamorado del poder.

En Guatemala, también hemos tenido ejemplos claros de dictaduras.  Podemos identificar a Jorge Ubico, el dictador guatemalteco quien también reprimió de forma violenta a la población, por tal de ostentar el poder arbitrario, el cual lo desplegó durante 13 años.  Por su forma de gobernar,  ese régimen se identifica como de derecha, ya que trató de limitar la igualdad de condiciones y de favorecer intereses capitalistas.

Con estos dos modelos, se deduce que una dictadura no depende de la ideología que profesa el gobernante, sino de la ambición de ostentar un poder autoritario y  éste deseo surge del hombre y no propiamente de las doctrinas del pensamiento.

En nuestro país, vivimos una guerra infame y constante de ideologías diferenciadas de izquierda y  derecha, que han incrustado cadenas de odio, y nos mantienen divididos y no nos permiten caminar en un solo sentido, en busca del bien común.  Hay grupos de ambos lados, que se empeñan en fraccionar al pueblo en tendencias políticas, cuando lo importante es buscar la forma de salir adelante.

Pido que por nuestro propio bien, salgamos de estos prototipos que sólo optan confrontarnos,  con lo que perjudicamos el desarrollo de nuestro país.

TEXTO PARA COLUMNISTA
.
.