Home > Vida > Cocina > Cocina al Desnudo > ¿Desarrollo de consciencia, o seguir siendo parte de un rebaño colectivo?

¿Desarrollo de consciencia, o seguir siendo parte de un rebaño colectivo?

#CocinaAlDesnudo

¿Cómo están queridos lectores? Les mando un gran abrazo al alma a cada uno.

En esta ocasión quiero comentarles que junto a mi amiga la chef Jenny Whitehead, del Mercadito de Lola, tuve la oportunidad de participar el lunes 9 de julio en el conversatorio Let’s Talk About Food.

Fue una velada extraordinaria a la que asistieron medios de comunicación, chefs, estudiantes de cocina, productores orgánicos, defensores del medio ambiente, psicólogos nutricionistas, ONGS, críticos de cocina, foodies… en fin un, arcoíris de versatilidad, creatividad y puntos de vista

Como comenté después del Talking Show de Chefs organizado por la revista Horizon hace más o menos un mes, es vital que existan estos foros de intercambio de ideas, los cuales no intentan cambiar a nadie, sino únicamente sembrar una semilla de desarrollo de CONSCIENCIA sobre alimentación sostenible, cocina consciente con proyección social y medio ambiente. Pero sobre todo, seguir nuestro MANIFIESTO.

Después de las palabras de bienvenida de la chef del Mercadito de Lola, me tocó hablar acerca de los platillos que los asistentes iban a degustar, y que cocinamos de la mano con mi amigo de la India, el chef Pravesh Kumar.

 

Más adelante pude comentar acerca del proyecto de turismo sostenible The Mayan Cuisine (TMC), que está enfocado en crear una comunidad de chefs basados en el mismo Manifiesto para lograr que Guatemala sea la próxima potencia gastronómica del mundo. También les hablé un poco acerca de mi concepto de cocina bioneural y las experiencias que estoy compartiendo con mis clientes en Quintana Bistrot con un menú intuitivo, y así poder conectar con el alma de los comensales, llegando al punto de que algunos llegan incluso a llorar de felicidad, sorpresa y placer.

Entre diversos platillos de comida, bebidas saludables, sonrisas, caras de asombro y diferentes puntos de vista, el grupo de 60 personas asistentes al conversatorio intercambiamos ideas y opiniones acerca de lo importante que es crear consciencia acerca de la basura, especialmente del plástico, ya que todos los días estamos degradando nuestro medio ambiente. Es importante que nos paremos a pensar sobre qué futuro queremos para nuestro país. ¿Queremos seguir disfrutando de la belleza de nuestros lagos, ríos y montañas en esta eterna primavera? ¿O queremos que se convierta en un basurero? El futuro del planeta está en nuestras manos, incluso con pequeñas acciones.

Es impresionante cómo podemos conocer o conectar ideas con otros seres humanos a través de la intuición, como fue el caso con la psicóloga nutricional Lic. Gaby Solís, quien participó en esta actividad, y que nos comentaba cómo los pensamientos y las emociones afectan aspectos de la nutrición, el peso, la salud, y nuestra forma de ver y compartir con nuestra amante más fiel y eterna desde que nacemos hasta que morimos: LA COMIDA. Lo que más me impresionó fue comprobar que lo que estoy haciendo de manera intuitiva con mi concepto de cocina bioneural, tiene todo un fundamento psicológico. Que el utilizar aromaterapia,  cocina orgánica y artesanal, física cuántica y cocina tecnoemocional, realmente nos ayuda a sanar duelos, y a prevenir y mejorar enfermedades; y que con lo que comemos podemos apapachar el alma gracias a un olor o sabor que nos permite una regresión a una memoria reconfortante que sana, alivia, y mejora nuestras emociones. Es alucinante cómo por medio de la física cuántica, al agradecer, bendecir y observar los alimentos con AMOR, las moléculas se transforman y nos benefician el cuerpo y el alma.

 

Basándonos en la frase “somos lo que comemos”, de Ludwig Feuerbach, filósofo y antropólogo alemán, creo que en Guatemala estamos a punto de convertirnos en una comunidad que, trascendiendo intereses económicos personales, verdaderamente busque una gastronomía sostenible, madura, ecológica y orgánica, y que apoyada en los productores, cocineros, restauranteros y comensales, crearemos nuestra propia tendencia culinaria que ofrezca momentos culinarios memorables.

¿Hoy decidirás comer algo que solo calme tu hambre? ¿O algo que cuide tu salud, tu alegría, que equilibre tu ser interior y te dé fortaleza y longevidad? Sin duda yo elijo la segunda opción.

Durante esta actividad, basada en el intercambio de diálogos, pude reforzar mi idea de que el espíritu y fundamento clave para desarrollar el proyecto de turismo gastronómico sostenible THE MAYAN CUISINE (TMC), reforzado por el plan Ruta Alimentaria Hambre Cero de la ONU, es tener constantemente foros de comunicación, de trabajo de investigación y desarrollo entre productores, restauradores, chefs, retailers y huéspedes, cuyo resultado final sea una alimentación más limpia y justa para todos, caminando paso a paso, creando nuestra propia tendencia gastronómica que nos permita servir en nuestras mesas experiencias llenas de magia, salud, color, aromas y sabores sorprendentes que cautiven al comensal.

Conclusión de la noche: ¡TODOS SOMOS UNO! Y con el desarrollo mínimo de evolución de consciencia de cada comensal, productor o cocinero, estaremos impactando en nuestro entorno, en nuestra comunidad, haciéndolo más agradable, más ameno, más nutricional y sobretodo más feliz. Lo más importante es que detrás de todo esto estamos buscando una alimentación sostenible, justa y sana para todos, como dictan las bases de los fundamentos de Slow Food internacional. Creo que todo se da en su momento, y no son casualidades, son conexiones cuánticas entre todos los que queremos una mejor gastronomía en Guatemala y el resto de Mesoamérica.

¡Hasta la próxima!

Agradecimientos especiales:

A Ana María Palmieri, por su paciencia, tolerancia y esmero en apoyar la redacción, ortografía y composición de este material. Mercadito de Lola, Ovopat y Quintana Bistrot por su apoyo en proporcionar las degustaciones para nuestros huéspedes.

La mesa  principal estuvo conformada por:

Mike Proia:

Propietario de Blank Page Café ubicado dentro de Bread and Butter Farm en Burlington Vermont. El enfoque de este espacio es proveer bebidas a base de café de comercio justo y productos horneados libres de gluten.

Gaby Solís:

Psicóloga clínica con especialización en la Psicología de la Alimentación. Una persona apasionada por la comida y ayudar a las personas a llevar una mejor relación con los alimentos.

Jenny Whitehead:

Apasionada de la comida, creyente de la educación para el cambio y orgullosa Guatemalteca. Creyente de conectar a personas para formar comunidades que evolucionen en positivo.

Lola Molina:

Licenciada en Zootecnia, apasionada por el campo y rebelde sin causa. Promueve el consumo de alimentos libres de hormonas y preservantes para la salud del ser humano. Esto en un espacio dedicado a la biodiversidad y al trato justo de los animales

Bibí González:

Economista, Fundadora de Wa´ik, una organización que educa a las comunidades en calidad alimentaria integrando el factor económico. Una mujer comprometida con el cambio para una Guatemala sin hambre.

Aarón Benfeldt:

Ingeniero, CEO de Gronn, empresa dedicada a la manufactura de productos del hogar a base de vidrio reciclado. Cuidador del medio ambiente y apasionado por el emprendimiento social.

Alex Quintana Y Moreno:

Arquitecto, chef creador de la cocina Bioneural, libre pensador, actor, escritor en secreto, top Chef en Guatemala.Ganador TENEDOR DE LUJO 2017 & 2018, Celebrity Partner de WFP De la ONU, para crear conciencia social sobre la desnutrición Crónica y acciones sociales políticas y empresariales para en conjunto trabajar en ello. Padre del Movimiento The Mayan Cuisine (planificado filosóficamente desde que tenía 11años, Medalla de oro en categoría dulce festival Nacional del aguacate. Casa Popenoe (UFM) 2018.Medalla de oro en categoría Salado festival Nacional del aguacate. Casa Popenoe (UFM) 2018.

.
.