El Siglo

Kuznets y el Medio Ambiente

#HaciaLaLibertad

Guatemala es un país hermoso, de los más bellos del mundo.  Tiene de todo, montañas y valle, ríos y lagos, volcanes de los cuales algunos están activos y tiene colídanla con dos océanos, al norte el Atlántico y al Sur el Pacífico.  Su clima es también muy variado, desde lugares donde hay un intenso calor como en la Costa Sur o en Zacapa hasta lugares donde el clima enfría bastante como en los Cuchumatanes o en las altas montañas del país.  Y los bosques, tanto secos como húmedos tienen características únicas en el mundo.

Sin embargo, algo estamos haciendo mal porque no cuidamos nuestra hermosa tierra.  Encontramos basura de todo tipo por todos lados.  No es una casualidad que el manejo de la basura sea tan malo precisamente porque se le ha atribuido esa función a nuestra autoridades municipales y estatales.  Tampoco es una casualidad que la basura y los vertederos clandestinos estén mayoritariamente en propiedad pública o estatal como en las orillas de las carreteras, puentes, ríos, lagos y mares.  También en sitios baldíos que son propiedad principalmente de alguna entidad gubernamental.  Esto es una realidad, no es una opinión.  Saque Ud. Mismo sus propias conclusiones.

Y tampoco es una casualidad que en nuestro país se siga contaminando.  Guatemala es un país pobre.  Es verdad que tiene muchos recursos naturales pero es un país subdesarrollado o en vías en desarrollo como le gusta a los políticos decirlo.  El PIB per cápita (Producto Interno Bruto por persona) para el 2017 fue de Q.32,831.6 (año base 2001) lo que equivale a US.$.4,466.4.  Pues bien, esto nos sitúa como país en vías en desarrollo.

El premio nobel de Economía Simón Kuznets (1901-1985) se hizo famoso por su curva de Kuznets que explicaba la evolución de la distribución del ingreso de los países en la medida en que se desarrollaban.  El Banco Mundial luego lo aplicó al medio ambiente y de ahí surgió la famosa curva de Kuznets ambiental.   Lo interesante de la curva es que en la medida en que un país se desarrolla (se incrementan sus ingresos o también su PIB per cápita) el medio ambiente se deteriora, pero pasado cierto nivel de desarrollo el medio ambiente comienza a mejorar.   En palabras del propio Banco Mundial a medida que los ingresos aumentan, la capacidad para invertir en mejores condiciones ambientales y la disposición a hacerlo aumentan también”

La principal contaminación del país viene por el subdesarrollo.  Los ríos están contaminados con heces fecales humanas casi desde el nacimiento del propio río puesto que las condiciones de pobreza de la gente que vive en esos lugares es tal que ni tienen, en muchos casos, letrinas y mucho menos un bien manejo de tratamiento de las aguas negras que producen.  A esto hay que sumarle que por cultura y falta de educación muchos tiran la basura en cualquier lugar que no es apropiado para ello por lo que los ríos y senderos entre montañas se llenan de todo tipo de basura tanto orgánica como inorgánica.

Dado que las condiciones medio ambientales mejoran con el desarrollo, debemos superar ese nivel de desarrollo que nos hace seguir contaminado nuestro hermoso país para que comencemos a mejorarlo.  Muchas personas que viven paupérrimamente en el interior no están pensando en otra cosa que su supervivencia diaria.  Cuando estas personas a través de más oportunidades de mejora de sus niveles de vida logren incrementar sus ingresos personales y satisfacer esas urgencias o prioridades en sus vidas, entonces estarán en disposición de preocuparse por el medio ambiente.

A lo que voy con esto es que a Guatemala le urge un crecimiento económico que no sea mediocre como el que hemos tenido. No basta un 3% de crecimiento económico real anual.  Se necesita uno del orden del 10% anual. ¿Qué estamos haciendo para lograrlo?

.
.