Home > Ciencia y tecnología > Estudiantes latinoamericanos son protagonistas del boom de la biotecnología

Estudiantes latinoamericanos son protagonistas del boom de la biotecnología

///
Comments are Off

BUENOS AIRES – Argentina, donde 53.000 alumnos de otros países latinoamericanos estudian en sus universidades, experimenta un boom de los jóvenes interesados en cursar carreras vinculadas a la biotecnología.

“La biotecnología es una oportunidad de posicionamiento regional”, dijo el director de las Licenciaturas en Bioinformática y Biotecnología de la Universidad Fundación UADE, de Buenos Aires, Federico Prada.

La nueva legislación para la radicación de empresas biotecnológicas y la variedad de carreras universitarias colocan a Buenos Aires y otras ciudades argentinas dentro del mapa mundial de la innovación en medicamentos y otros rubros.

Argentina, según el académico, se perfila como un polo regional de la biotecnología, basado sobre todo en los incentivos para la biotecnología aplicada a la salud, es decir a los medicamentos biosimilares.

“Desde hace varias décadas el Cono Sur se muestra al mundo como una importantísima fuente de recursos naturales y materia prima para la industria alimenticia. No obstante, en los últimos 20 años, un nuevo perfil innovador de producción comenzó a asomar en la región de la mano de la biotecnología”, apuntó.

Esta disciplina científico-tecnológica posee tres grandes áreas donde hace foco su producción: “biotecnología roja” (salud), “biotecnología verde” (agropecuaria) y “biotecnología blanca” (procesos industriales).

En ese punto, el profesor Prada destacó que “la biotecnología roja, es una de las áreas con mayor know-how y acervo científico acumulado en la Argentina”.

Entre los 53.000 latinoamericanos que tiene registrado el sistema universitario argentino -tanto público como privado- se encuentra la colombiana Adriana Martínez Pérez, de 25 años, quien cursa una Maestría en Biología Molecular en la Universidad de Buenos Aires (UBA).

“Argentina es actualmente pionero en los países latinoamericanos por la producción de biotecnología a la que se dedican unas 200 empresas, sobre todo en medicamentos, productos para el cuidado personal, semillas y reproducción humana asistida”, dijo Martínez Pérez, quien trabaja como Analista de Control de Calidad Junior en el laboratorio de biosimilares Mabxience.

Oriunda de Bogotá, la universitaria colombiana que eligió estudiar en Buenos Aires sostuvo que “Argentina se ha destacado por su alto nivel académico en ciencias exactas y biológicas, con Premios Nobel en Química y Medicina”.

La biotecnología y la búsqueda de soluciones a enfermedades graves llevaron también al panameño Roger Córdoba Sequeira, de 32 años, a elegir la universidad UADE de Buenos Aires, de donde egresó en 2010.

“Me apasiona la industria de la salud, y el rol que juega la biotecnología dentro de la misma, ofreciendo un cambio de paradigma en la forma en cómo se tratan los problemas”, sostuvo.

Según Córdoba Sequeira, “dentro de Latinoamérica, Argentina es uno de los países más innovadoras y atrevidos en el uso de avances tecnológicos disponibles”.

En su opinión, es importante que América Latina “se mantenga competitiva en biotecnología, tanto para salud, agricultura e industria”.

“Existe en Latinoamérica capacidad humana para explotar innovaciones tanto para exportación como para uso doméstico”, afirmó el profesional panameño.

.
.