Home > Columnas > Organismo Legislativo Incapaz y Corrupto.

Organismo Legislativo Incapaz y Corrupto.

 #Petardo

La sociedad guatemalteca en estos momentos difíciles paga sus impuestos para que los diputados del Congreso de la República legislen como lo manda la Constitución de Guatemala para proteger a la población en general y haga artículos o mandatos que beneficien al pueblo de Guatemala quien les paga su salario para hacer un buen trabajo responsable.

Desafortunadamente la sociedad guatemalteca, que ya despertó, se a dado cuenta que las leyes que han sacado los señores diputados son para perpetuarse en el poder y la mayoría, aunque hay excepciones, solo tratan de legislar en beneficio propio o de su partido político. Actualmente están queriendo legislar contra la ley de los tranfusgados de un partido a otro queriendo anular lo que la sociedad civil ya aprobó y con la venia del propio congreso a través de presión de los guatemaltecos. El pueblo esta esperando que estos corruptos diputados legislen nuevamente en su favor para seguir en el poder del Congreso de la República, para poder actuar con pruebas en la mano y botarles dicha decisión a través de la ley electoral y de partidos políticos ya aprobados. Ya se platico con el organismo Judicial y la Corte de Constitucionalidad para bloquear a estos corruptos y aplicarles la ley. Con el fin de orientar a algunos de la sociedad civil y de recordarles a los incapaces diputados cuales son sus obligaciones les explico lo siguiente: El Congreso de la República de Guatemala es el órgano legislativo unicameral de Guatemala.

El Organismo Legislativo de la República de Guatemala (OL) es uno de los organismos del Estado, que ejerce el poder legislativo. Es decir, que tiene la potestad legislativa para hacer las leyes que favorezcan al desarrollo integral del país, así como, procurar el bienestar común entre los habitantes. Está compuesto por los diputados del Congreso de la República y por el personal técnico y administrativo. De esto podemos deducir que no han cumplido con legislar como lo manda nuestra constitución en favor del bienestar de los guatemaltecos. Es lamentable que se hayan descubierto diputados que contrataban a sus familiares con altos salarios a los cuales les pagaba el pueblo de Guatemala con sus impuestos. Como si fuera poco contrataban ficticiamente a personas para agenciarse de los salarios que le ponían a estos puestos fantasmas. A trascendido aunque a mi no me consta que algunos diputados ayudan con ciertas tácticas al tráfico de drogas, tráfico de armas, prostitución y negocios ilegales a todo nivel. La actual junta directiva en la que existen algunos honrados diputados se esta plegando a diputados corruptos que venden su voto a cambio de prebendas personales y los están comprometiendo en ser señalados también de corruptos. Es momento que se prepare el organismo judicial y la Corte de Constitucionalidad cuando se le consulte por parte de los guatemaltecos si es legal el cambio que sugieren los diputados sobre la ley electoral y de partidos políticos.

TEXTO PARA COLUMNISTA
.
.