Home > Columnas > ELECCIONES MÉXICO 2018, RESIGNÁNDOSE CON AMLO

ELECCIONES MÉXICO 2018, RESIGNÁNDOSE CON AMLO

#ItzaBal

.

En palabras del economista y sociólogo mexicano Zepeda Patterson, “Los astros se han alineado para el candidato de la izquierda popular¨, ¨Hay más hartazgo que miedo lo cual ha pesado más que la incertidumbre que representa la izquierda de Andrés Manuel López Obrador” también conocido como AMLO.

Durante años México fue catalogado como una potencia en América Latina, siempre a la cabeza manteniendo un liderazgo entre las demás naciones latinoamericanas; al menos así se afirmaba hasta hace un par de décadas; sin embargo con la llegada al poder del presidente Carlos Salina de Gortari la situación se deterioró al grado que hoy por hoy esos años de gloria han quedado en el pasado. México empezó a ver hacia el norte, especialmente con la firma del tratado de libre comercio de América del Norte (North American Free Trade Agreement (NAFTA) en 1990; pensó que sus males terminarían, pensó que sus vecinos del norte siempre estarían a su lado apoyándolo y se olvidó de los viejos amigos… hasta que un personaje de la política estadounidense de nombre Donald Trump llegó a despertarlo del ensueño en que se encontraba.

Hoy domingo 01 de Julio México va a las urnas en un clima de inseguridad y violencia, que según algunos medios de comunicación arroja un saldo de más de 200 mil asesinatos y 35 mil desaparecidos en los últimos doce años, sumido en el narcotráfico y el crimen organizado sus ciudadanos han perdido las esperanzas y la credibilidad en las autoridades, existe una percepción casi generalizada en la población de que la impunidad prevalece sobre la justicia.

Con un clima social y político tan deteriorado, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) tiene la mesa servida, y si las encuestas no se equivocan este domingo México elegirá un presidente que por primera vez en nueve décadas no pertenece a ninguno de los dos partidos que se han alternado el poder tradicionalmente como lo son el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Partido de Acción Nacional (PAN).

Se trata de AMLO, un político que por tercera vez busca llegar a la residencia de ¨Los Pinos¨, y cuyas recetas económicas no convencen a muchos y existen temores en la iniciativa privada y en gran parte de la población, sin embargo el desencanto por los otros dos partidos políticos que ya han hecho gobierno parece haber animado a los mexicanos a probar con la única alternativa que está disponible, la alternativa izquierdista del Movimiento de Regeneración Nacional ¨MORENA¨, el voto de castigo para el PRI y para el PAN parece haberse impuesto al miedo que genera la incertidumbre de un gobierno izquierdista y a los temores de que se repliquen en México los casos de Bolivia o Venezuela.

En lo personal y aunque no conozco a fondo la realidad mexicana, al ver los debates televisados y las propuestas de cada uno de los cuatro candidatos, considero que quien pudiera estar mejor preparado para gobernar el país azteca es Ricardo Anaya, un doctor en ciencias políticas de la UNAM que pareciera ser, quien mejor estructura sus ideas y aborda temas de Estado complejos con mayor serenidad y capacidad que sus adversarios; sin embargo creo que las peleas a lo interno de su partido con Felipe Calderón quien le acusó de cancelar la democracia del PAN y violentar la participación de su esposa Margarita Ester Zavala Gómez a quien Calderón pretendía fuese la candidata de ese partido lo debilitaron; así también las peleas y acusaciones mutuas entre Ricardo Anaya del PAN y José Antonio Meade candidato presidencial del PRI, lo único que hicieron fue fortalecer a AMLO, quien según se proyecta será el gran ganador no solo de la presidencia de la República, sino también su movimiento ocupará la cámara de diputados y en el senado mexicano.

En un país donde más de 55 millones de personas viven en la pobreza, hoy México elegirá entre el hartazgo y la resignación, ojalá más pronto que nunca México al igual que nuestros países latinoamericanos puedan encontrar el camino idóneo hacia el desarrollo, la equidad y la igualdad, y que aquella frase de José Alfredo Jiménez en la canción Camino de Guanajuato ¨No vale nada la vida, la vida no vale nada¨ sea simplemente eso… ¨la frase en una canción¨ y no el diario vivir de nuestra amada Latinoamérica.

TEXTO PARA COLUMNISTA
.
.