El Siglo

Grupos invisibles en la política internacional

#RelacionesInternacionales

Con mucha frecuencia se olvidan ciertas problemáticas que nos aquejan a todos en nuestro contexto dependiendo en donde y cómo se pueda vivir, el presente milenio ha podido darnos muchas alegrías pero también ha podido concedernos amargas experiencias desde nuestras ciudades y uno se da cuenta que son globales problemáticas.

Hay monstruos que debemos combatir todos juntos en esta época, se ve a diario pero no ocupa el interés de la política internacional: la migración, refugiados, la pobreza extrema y la depresión. Cuatro monstruos que están rodeándonos silenciosamente y que uno no puede quedarse callado o hacerse el indiferente pues no hacerlo en cierta forma nos convierte en cómplices.

En primer lugar, es muy agradable ver la actitud que ha tenido el Papa Francisco exhortando a que haya un pacto internacional con respecto a la migración y refugiados, ya que todavía en el concierto de naciones esta problemática parece todavía muy lejana pero no lo es. El pasado domingo 17 de Junio en el contexto de que se celebraría el 20 de Junio el día internacional del migrante y el refugiado el Papa, en su acostumbrada aparición en el Ángelus en la Plaza de San Pedro expresó su cercanía con este sufrido sector de nuestras sociedades.

En otro tema que también resulta terrorífico es la pobreza, cualquiera puede decir que existe desde antes del tiempo de Cristo y claro, desde siempre han existido pobres y ricos, todas las sociedades del mundo quedarán con esto siempre lo que debe hacerse es trabajar en la reducción de la pobreza con la asistencia gubernamental, de la empresa privada y de las instituciones financieras de Naciones Unidas. El Banco Mundial casi 1.100 millones de personas han salido de la pobreza extrema desde 1990, en 2013 habían 767 millones de personas que vivían con menos de $USD 1.90 al día. La reducción de la pobreza extrema entre 2012 y 2013 estuvo impulsada principalmente por Asia oriental y el Pacífico (71 millones de pobres menos) —sobre todo en China e Indonesia— y Asia meridional (37 millones de pobres menos), principalmente en India[1].

Concluyendo la presente intervención editorial es muy importante prestar atención a la depresión, un enemigo silencioso que a más de un conocido ha quitado la vida. En los últimos 20 años posiblemente, se ha visto como un tabú hablar de la depresión que conduce finalmente a un suicidio, se ha podido ver cómo una cantidad de empresarios, famosos, músicos y políticos se han quitado la vida de un día para otro sin muchas explicaciones y teniendo un nivel de vida muy sólido económicamente.

La Organización Mundial de la Salud estimaba que para 2015 el número de personas con depresión alcanzaban los 300 millones a nivel mundial, casi el mismo número de personas que sufren más de algún trastorno de ansiedad. El mundo se escandaliza cuando un famoso se suicida pero es de poder elaborar políticas públicas de prevención de la depresión, más alla de la sorpresa que nos puede causar, debemos sugerir soluciones como mayor promoción de campañas psicológicas para combatir la depresión en colegios y universidades.

[1] www.bancomundial.org/es/topic/poverty/overview

.
.