El Siglo

UNICEF apoya para fortalecer vigilancia nutricional para más de 300 niños en albergues

El Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) trabaja en apoyo a los guatemaltecos albergados tras la erupción del volcán de Fuego fortaleciendo el control de sus niveles de nutrición con el apoyo del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), dio cuenta la institución en un comunicado.

La cartera informó haber coordinado con UNICEF, el apoyo de 15 profesionales en nutrición en favor de las personas albergadas en Escuintla. Estos profesionales de la nutrición refuerzan las acciones de los nutricionistas del MSPAS, precisó el comunicado.

En la primera fase del programa de asistencia, los profesionales ofrecen educación a las mujeres en los albergues sobre materias como lactancia materna, alimentación complementaria, lavado de manos y de alimentos, para una manipulación de alimentos inocua.

En la segunda fase, con la capacitación de quienes preparan los desayunos y cenas, mientras los nutricionistas del MSPAS apoyan en la inducción de quienes cocinan los almuerzos.

El programa termina con una tercera fase que consiste en una evaluación nutricional de niños y de la seguridad alimentaria nutricional en los 32 albergues ubicados en el departamento.

Luisa Galindo, nutricionista del área de salud de Escuintla, informó que el objetivo es prevenir los casos de malnutrición y desnutrición de las personas que se encuentran albergadas.

Especialmente, la acción se orienta al fortalecimiento de las buenas prácticas de alimentación de los más de 300 niños menores de 5 años que están en los albergues, indicó Galindo.

El MSPAS -concluye el comunicado- coordina y fortalece las acciones llevadas a cabo por el personal médico nacional e internacional, para responder oportunamente a las necesidades de salud de los damnificados por la erupción del 3 de junio.

.
.