El Siglo

Libertad bajo palabra

#Perspectivas

Muchos aún inmortalizamos los acontecimientos del año 2015 generados desde la plaza y los que provocaron que altos funcionarios del gobierno de ese entonces, fueran procesados penalmente.

La sorpresa actual es que Juan Carlos Monzón Rojas, ex secretario privado vicepresidencial, ya se encuentra en libertad desde el pasado jueves, y cumpliendo muy poco tiempo en prisión.  En el tiempo de gobierno que Baldetti ejerció la Vicepresidencia, fue su mano derecha y se asume trabajó junto con dicha ex funcionaria para defraudar al Estado, pero luego de 2 años en prisión preventiva ya se encuentra libre.

Recordando los acontecimientos que rodearon la captura de Juan Carlos Monzón Rojas, éste se entregó a la justicia de forma voluntaria el 5 de octubre de 2015 luego de haberse decretado la orden de captura girada en su contra.  Se le sindicaba de participar en la estructura criminal “La línea” y se le imputaban los cargos de Asociación Ilícita, caso especial de defraudación aduanera y cohecho pasivo.

Posterior a su captura y durante el desarrollo del caso, en el mes de abril del año 2016, fue aceptado como colaborador eficaz, sin embargo desde antes se sospechaba cuáles eran sus verdaderas intenciones.  En su primera declaración mencionó reconocer que Salvador Estuardo González alias “ECO”, decía la verdad (sobre las declaraciones del caso) pero que él era el otro eslabón pues la otra mitad de los hechos los sabía él.

La colaboración eficaz es un método moderno para investigar, y que, en otros países del mundo, ha permitido desarticular organizaciones criminales porque la persona que se ofrece a colaborar con la justicia brinda información privilegiada. Sin embargo, es oportuno saber bajo qué ámbito se considera la información que brinda una persona y qué presupuestos son necesarios para que exista este beneficio.

Según la Ley contra la Delincuencia Organizada de Guatemala, para que la información sea considerada como colaboración al caso son necesarios los siguientes aspectos: 1. Evitar la continuidad o consumación de delitos, 2. Conocer las circunstancias en que se planificó y ejecutó el delito, 3. Identificar a los autores o partícipes de un delito cometido o por cometerse, 4. Identificar a los integrantes de una organización criminal y su funcionamiento, 5. Averiguar el paradero de los bienes y ganancias del delito y 6. Entregar las ganancias o bienes producto de la actividad ilícita.

La información que proporciona el colaborador eficaz debe ser verificada por el ente fiscal, sin embargo al que la proporcionó se le beneficia con una reducción de la pena o bien no se le impone sanción penal.

En el caso de Juan Carlos Monzón, efectivamente comenzó a contar esa peculiar película que muchos nos imaginábamos, pero que de igual forma no dejaba de asombrar porque diversos funcionarios y empresarios fueron mencionados en las declaraciones que realizó y poco a poco se vislumbró una estructura formada para defraudar al pueblo guatemalteco.

Si bien puede considerarse que Juan Carlos Monzón ha colaborado con la justicia al detallar nombres, funciones, estructuras y devolver gran parte de los bienes incautados, aún nos deja ese mal sabor de boca y la incertidumbre si los hechos relatados fueron hechos reales o sólo presunciones con la intención que se le otorgara el beneficio de salir en libertad.

El tiempo responderá la incertidumbre que nos genera la desconfianza de los hechos relatados, pero como ciudadanos debemos dejar en las manos de nuestras instituciones del sector justicia esa decisión y confiar que por ahora se hará justicia en este caso y se castigará a los responsables por el mal uso de los recursos públicos y las muertes que ha ocasionado su ambición desmedida.

 

.
.