Home > Columnas > “El sueño americano” después de la pesadilla

“El sueño americano” después de la pesadilla

La migración de menores no acompañados no es algo nuevo, sin embargo la política migratoria de Estados Unidos en los últimos meses ha cambiado, Donald Trump desde su campaña presidencial mostró poca empatía hacía los migrantes, ha dejado por un lado la sensibilidad humana y más aún la observancia del respeto a los Derechos Humanos, generando separación, drama y dolor para las familias migrantes.

La migración en Centroamérica se explica principalmente por la inestabilidad política y por el pobre desarrollo económico de un país. Los datos que acompañan a esta crisis son poco alentadores; nuestra región y especialmente el área del Triángulo Norte,  cuenta con las tasas de homicidio más altas de Centroamérica, exclusión social, niveles elevados de pobreza, entre otros.

Lamentablemente, los niños atraviesan una pesadilla para llegar al famoso “Sueño Americano” enfrentándose a un tortuoso trayecto hacia el norte, en donde muchos pierden la vida, son víctimas de explotación sexual o laboral.

Es inaudito que nuestro Estado no sea capaz de cumplir con su fin teleológico establecido en nuestra Constitución Política de la República de Guatemala, al no garantizar la integridad y seguridad de la persona.  La política exterior de nuestro país no es más que el reflejo de nuestra política interna, tenemos a un gobierno  que no le interesa el bienestar común, en la generación de proyectos de desarrollo, ni  luchar contra la corrupción, menos aún impulsar una agenda económica.

Toda esta situación ha generado que los niveles de conflictividad del país sigan en aumento, que nuestra economía  no crezca a los niveles esperados y peor aún, que cada vez más personas estén dispuestas a vivir una pesadilla por alcanzar el sueño americano.

El rostro humano de la migración, se traduce en falta de oportunidades. Es momento de repensar la forma de hacer política y hacer una reingeniería a la estructura estatal, de lo contrario seguiremos viendo cómo nuestros connacionales deben atravesar una verdadera pesadilla para cumplir con el famoso sueño americano.

TEXTO PARA COLUMNISTA
.
.