Home > Columnas > Inmigrantes Ilegales

Inmigrantes Ilegales

///
Comments are Off

#HaciaLaLibertad

De nuevo está la inmigración en los titulares de todos los noticieros del mundo debido a un video que se hizo viral de una niña llorando por haber sido separada de sus familiares y trasladada a un albergue de menores de edad que en realidad parece más un centro de detención o una cárcel.

Ahora la gente culpa a Donald Trump por su política de “Tolerancia Cero” ante la inmigración ilegal.  Pero, esto no es nuevo, es un apolítica que ha existido hace mucho tiempo y tiene que ver con los sindicatos pidiendo estas medidas porque creen que así se protegen sus empleos, tiene que ver con el sistema de seguridad social americano que aplica a todos, tiene que ver con un proteccionismo cultural y excesivamente conservador de alguno americanos que otrora llegaron como inmigrantes a ese país, tiene que ver con una sociedad próspera en la que los trabajos menos remunerados son oportunidades de oro para los inmigrantes que no encuentran trabajo en sus propios países, tiene que ver con las políticas de los corruptos gobiernos de los países de los inmigrantes que han evitado el desarrollo económico con su excesivo intervencionismo.

Las imágenes de la niña llorando desconsoladamente parten el alma a quienes somos padres.  Es inhumano.  Pero más inhumano es la política de inmigración que no sólo Estados Unidos de América maneja sino todos los demás países de donde son originarios los inmigrantes.  Las mismas políticas de visas, permisos para entrar, para trabajar existen en nuestro país como en los Estados Unidos de América.  Y es la misma política inhumana contra la libre inmigración.

Yo he defendido siempre la libre inmigración y el libre comercio porque considero que beneficia a todos los habitantes de todos los países, los más ricos y los más pobres.  Es una forma de multiplicar rápidamente el desarrollo económico.

La mayoría de inmigrantes deberían ser considerados héroes.  Se arriesgan a inmigrar en condiciones sumamente difíciles por la esperanza de un futuro mejor, lleno de mejores oportunidades y mayores ingresos económicos.  Son admirables.  Crean riqueza.  No le hacen el feo a nada.  Ese espíritu de libertad y disposición a arriesgarse es la que ha hecho grande a Estados Unidos de América.  Pero ahora, el proteccionismo y el miedo a cambios culturales y un poco también del terrorismo, les hace cerrarse fuertemente impidiendo el paso de estos grandes luchadores.  Las pocas visas que otorgan son insuficientes para la demanda de la gente que quiere ir a Estados Unidos a arriesgarse y esto provoca también esa masiva inmigración ilegal.

Ahora bien, ante la legislación actual, si te vas de inmigrante ilegal y te atrapan, te guste o no deberás someterte a las leyes del país a dónde vas.  Y estas leyes son las que se están cuestionando por la forma en que se tratan a las familias de los inmigrantes, no para que dejen de existir.  Yo creo que deberían derogarse, pero no es por eso que la gente está indignada.  Sería mejor que se indignaran por esto ya que lo otro es una consecuencia de tener estas leyes antiinmigración.

Estas leyes han dividido a las familias, dejando a los niños y adolescentes en albergues.  Encerrados como si fueran cárceles sufren un trauma psicológico terrible.  Como si no bastara con la detención y con las aventuras que han vivido hasta ese momento.  Dado que existen estas infames leyes considero que no se debe separar a los niños de sus familias.  Al menos, estando juntos pueden resolver su situación de ilegalidad en el país, pero no se les causa un mayor daño.

Estoy seguro de que la ley cambiará para evitar esta separación, pero lo que seguirá es la política contra la inmigración.  Igual seguirán políticas similares en nuestros países.  ¿Hasta cuándo?

TEXTO PARA COLUMNISTA
.
.