Home > Columnas > México demostró que cuando se quiere se puede

México demostró que cuando se quiere se puede

#LugarHermenéutico

.

El pasado domingo pude disfrutar  una de las jornadas más emblemáticas que he visto desde que tengo uso de razón y gusto por el futbol, más que un simple juego de pelota el domingo aprecie  la entrega,  el coraje y la vergüenza de un grupo de muchachos que en primer lugar necesitaban lavarse la cara luego del escándalo sexual  en el que se vieron involucrados muchos de ellos y luego demostrarle al globo que cuando se quiere se puede.

La noticia le dio la vuelta al mundo y no es para menos,  más que el campeón del anterior mundial, México le acertó un dardo al corazón a la supremacía alemana, al orgullo de la hegemonía europea manifiesta también en lo político y por supuesto en lo económico, no por gusto en algún momento de su historia se  autodeterminaron como una raza superior, es decir algo así como de otro planeta.

Esa parte de la historia está por demás rebasada, sin embargo nuestros vecinos del norte, esos con los que comúnmente peleamos sin saber porque, les volvieron a recordar a los alemanes que son igual de terrícolas que el resto de mortales y como en algún momento escribió uno de sus hijos, Friedrich Nietzsche, “humano, demasiado humano”.

Este equipo de jóvenes mexicanos demostró la importancia de trabajar armonizados para lograr objetivos comunes, que más colgarse una presea personal que alimente el ego propio, vale más luchar por alcanzar la gloria de todo el conjunto, al final es mérito es de todos y para todos.

Otra importante lección del pasado domingo es que cuando hay tanta claridad, fraternidad y coordinación entre el grupo que va a la cancha y entre los que dirigen desde el área técnica, los resultados vienen por fuerza de gravedad, a la vez que  por ahí entran en juego otras variables como la suerte para dar su aporte a la faena, vale recordar los tiros que golpearon los postes del guardameta mexicano que bien pudieron cambiar la historia del encuentro.

En los 90 minutos de juego se vio la solidaridad entre todos los integrantes del equipo, delanteros defendiendo cuando se veían amenazados y defensas atacando cuando era oportunidad de contragolpear, un sentimiento muy solidario muy parecido al que muchos de aquel país han tenido con el nuestro a lo largo de tiempo, sentimiento manifiesto  recientemente en  las diversas jornadas que han organizado para apoyar a los damnificados de la otrora  tragedia del volcán.

Durante diferentes catástrofes ocurridas en nuestro país, el grupo mexicano de rescate llamado “Los Topos”, son de los primeros en hacerse presentes para apoyar en las diferentes acciones de búsqueda y rescate de víctimas, así mismo solo la presente semana se han recibido más de 40 toneladas de víveres del país vecino y las jornadas en los centros de acopio para recibir ayuda a nuestros connacionales en este país también van  en aumento.

Ante lo expuesto no puedo más que decir gracias México, primero por todo el apoyo solidario que en esta como en otras oportunidades han dado a nuestro país y segundo gracias a su selección por dar una cátedra más que de futbol, una autentica muestra de coraje y amor por los colores de su escudo patrio, por recordarnos la importancia de actuar en equipo, cada uno en lo que lo toca hacer, por mostrarnos que se debe creer, pues cuando se quiere se puede.

TEXTO PARA COLUMNISTA
.
.