Home > Columnas > ¡No te desanimes Centroamérica!

¡No te desanimes Centroamérica!

///
Comments are Off

¡Centroamérica! En todo el mes de Mayo y Junio se han estado  leyendo titulares de Nicaragua y Guatemala que a decir verdad acongoja, no obstante somos países luchadores que debemos recobrar la esperanza y las ganas de seguir caminando hacia adelante, somos gente que mundialmente nos conocen por nuestra hospitalidad, sencillez y las ganas de trabajar. Desde San Salvador escribo mi mensaje de solidaridad a personas de estos grandes países hermanos Centroamericanos.

.

En Nicaragua se ha estado sufriendo un ambiente de inseguridad socioeconómica, país que en los últimos años había sido símbolo de una estabilidad aparente digo aparente dado que sólo los mismos nicaragüenses saben la realidad de su propio país, nosotros los Centroamericanos que no somos de Nicaragua ni vivimos en Nicaragua sólo podemos apoyar espiritual y moralmente a este pueblo que está sufriendo, los estudiantes universitarios y los obispos de la Iglesia Católica han desempeñado un importante papel, una influencia grande para que los ciudadanos se armaran de valor y protesten en contra del gobierno.

Recientemente con un buen amigo periodista Nicaraguense, el residiendo en Nicaragua, hablábamos de que la ausencia de un Nuncio Apostólico se ha hecho notable en el diálogo que se está llevando a cabo, el Nuncio Stanislaw, nombrado en Marzo por el Papa Francisco aún no ha presentado cartas credenciales en Nicaragua y es la conferencia episcopal que ha asumido la responsabilidad de negociación con el gobierno para que cese la represión. El viernes pasado, se envió una carta presentada por los Obispos, para que el gobierno de Nicaragua, cese la represión y que permita que la OEA tenga un rol protagónico en cuanto a la defensa de los derechos humanos, que se tenga un verdadero balance de dicha situación, por el bien de la región, ojalá que así sea.

Guatemala, la querida Guatemala, sufre por este desastre natural del Volcán de Fuego, pero es de hacer mención que de los primeros países que se ofreció a colaborar con víveres y demás artículos de primera necesidad ha sido El Salvador y México, países que son vecinos inmediatos. Es impresionante cómo el poder de la naturaleza ha quedado en evidencia, es desconsolador ver muchas lágrimas de las personas más sencillas, que perdieron todo y que tendrán que comenzar desde cero.

La hermandad Centroamericana se ha puesto activa,  desde El Salvador se ha pedido en diferentes lugares agua embotellada, ropa, comida no perecedera, el recién pasado fin de semana durante la misa en Catedral Metropolitana de San Salvador se hizo una segunda colecta y esto será donado a Guatemala, por protocolos internacionales se tiene que coordinar con Cáritas internacional estos donativos que sin duda ayudará a aquellos más pobres.

Centroamérica aún no logra tener una infraestructura que pueda amortiguar los desastres naturales, es decir, lograr reducir las muertes cuánticamente, los sistemas de alerta temprana aún queda pendiente.

TEXTO PARA COLUMNISTA
.
.