El Siglo

El día mundial del medio ambiente

Debido a la aparición de efectos de los problemas que aquejan al ambiente, la Organización de las Naciones Unidas fijó en 1972 que el 5 de junio de cada año, los países conjuntamente con la población del mundo entero realicen acciones para sensibilizar a los pueblos acerca de la importancia del  medio ambiente para la vida de todos los seres vivos.  En la medida que se maltrata la salud del medio ambiente, tiene efectos negativos en la vida de las comunidades y de los pueblos, en la salud de la Madre Tierra, en la sobrevivencia de los animales y en la permanencia de todo tipo de plantas y árboles. Sabemos que el medio ambiente mantiene la vida en todas sus manifestaciones.

Se llama medio ambiente al entorno hermoso que vemos, que invita a interrogar a cualquiera de los ámbitos disciplinarios con que cuenta el mundo actual, que sostiene la vida a cambio de nada y que recibe distintos tratos según sea la cultura desde la que se observa y se le comprende. Hay culturas que tratan al medio ambiente como algo a la disposición y explotación del ser humano, hay otras culturas que le agradecen porque posibilita el estar aquí y ahora.  Entre los elementos que conforman el medio ambiente está el agua, el aire, la tierra, los animales y las plantas. Nadie puede negar que la vida de las personas depende del agua, del aire y de la tierra.

Es de reconocer que hay acciones humanas que hacen mucho daño al medio ambiente, por ejemplo, la contaminación excesiva de los ríos y del aire con consecuencias lamentables en la salud de las personas. Las formas de tratar a la tierra que provocan erosión, infertilidad, cambio del estado natural vuelven vulnerable toda manifestación de vida en cualquier lugar. En la medida que se acaban los componentes del medio ambiente que sirven para sostener la vida, se mueren especies animales y plantas.  Cada componente del ambiente que desaparece es una parte que hace desaparecer otras vidas.  En este sentido, la importancia de conservar el medio ambiente es que de todo ese entorno viviente se obtienen los elementos que mantienen la vida de los seres humanos y de los seres vivos en general y por eso mismo hay que conservarlo para las nuevas generaciones.

Entre algunas acciones que se deben hacer para proteger el medio ambiente están: Disminuir la tala de árboles, no tirar plásticos para mantener limpio el agua de los ríos y mares, recuperar prácticas ancestrales que cuidan al ambiente, limitar la compra de productos plásticos en días de mercado, buscar alternativas industriales que poco contaminan el aire, otras formas de cómo se tratan las aguas negras de las grandes ciudades, el uso moderado de automóviles y otros medios de transporte que no dañen el ambiente. Es sano tener presente que ya somos muchos y esto hace que se haga uso de más espacio en detrimento de los bosques, las ciudades cada vez son más grandes y con exceso de ruido, problemas por el humo negro y agotamiento del agua para consumo humano.

Tenemos que reconocer que todos somos responsables de educar en la conservación del medio ambiente tal el caso de la escuela de todos los niveles, las familias, las organizaciones de la Sociedad Civil y el Estado con sus instituciones autónomas, descentralizadas y semidescentralizadas. Al interior del país, las municipalidades tienen mucho que hacer en el marco de la ley en cuanto a la conservación, mantenimiento y fomento del medio ambiente y en atención a la salud de los habitantes es necesario establecer estrategias, acciones y financiamiento para el mejoramiento de las condiciones de vida.

.
.