Home > Columnas > Las playas de Monte Rico en Guatemala

Las playas de Monte Rico en Guatemala

Una nueva visita luego de varios meses de mi viaje a  Monte Rico y de haber escrito una columna similar a esta en la que destacaba la belleza del lugar, la gran y permanente producción de frutas como mangos, marañones y cocos, y de productos como la leche y quesos. Es importante hacer énfasis en los resultados de las críticas hechas a las inmensas cantidades de basuras que por las calles rodaban y que ahora habían sido recogidas, pues el lugar luce bastante limpio. Esto me animó a volver a hacer uso de este medio, sobre todo porque los habitantes y las autoridades del lugar tomaron en cuenta las críticas, reaccionaron y  superaron la situación. Ahora de nuevo escribo para hacer referencia a otro problema. Y este es la poca limpieza que hay en las playas.  Zapatos viejos, botellas de plástico, ropa vieja, pedazos de madera, entre muchísimas cosas más que arroja el mar o que es tirado por las personas a la orilla de la playa.

Por lo general los turistas de los hoteles y de las casas de verano realizan grandes caminatas por estas playas. En muchos casos son visitantes extranjeros o turistas que aman el mar, gustan de hacer caminatas para hacer ejercicio y conocer el lugar. Llevarse una buena impresión  es necesario para que vuelvan o recomienden este espacio de libre esparcimiento. La limpieza en todos los lugares de recreo es un factor esencial para el disfrute de los visitantes. Y es en este sentido que de nuevo se hace un llamado a la población lugareña a mantener limpias las calles y ahora a realizar compañas de limpieza de la enorme playa que tiene Monte Rico. Hacer campañas de limpieza periódicas para  embellecerlo con la participación de escolares, colegiales y trabajadores municipales.

A la vez sería interesante tomando en cuenta la gran diversidad y producción de frutas que se da durante todo el año en esta región y que no es utilizada en nada. Instituciones como INTECAP, los colegios, asociaciones de vecinos, grupos de mujeres, entre otros, pueden organizar cursos y seminarios para la elaboración y procesamiento de alimentos, dulces típicos, jugos de frutas procesados, establecer cooperativas o asociaciones locales de productores artesanales o pequeño industriales de jugos, mermeladas, quesos procesados, y de buena calidad o postres  para ser vendidos a la población visitante, a la localidad y a nivel nacional. Esto le daría un buen impulso a la economía local y mejoraría la oferta a los turistas. Por ejemplo Brasil es el mayor exportador de semillas de marañón procesadas y producen jugos de marañón y de mango para el consumo nacional.

Es posible realizar periódicamente,  Ferias del Mango o de productos del coco, como se hace en otros países, apoyados en campañas de divulgación y propaganda, en la estación de año en que esta producción es más abundante. Esto le podría generar muy buenos resultados y traería a esta región más dinamismo económico y nuevas fuentes de empleo a la población joven. Una cooperativa de productores de leche para la elaboración de quesos de alta calidad puede perfectamente competir con la producción nacional, pues la cultura del consumo de queso está muy arraigada en este lugar y proveer la demanda de los hoteles. Las pequeñas y medianas empresas son las que cada vez más en todas las sociedades del mundo las que dan más  empleo y acceso a la población económicamente activa y son una vía para el desarrollo local.

Monte Rico tiene todas las condiciones y potencialidades para llegar a ser un punto de mayor impacto turístico a nivel nacional e internacional. Puede convertirse en un lugar de referencia de los turistas nacionales y extranjeros. Los colegios de enseñanza media deben incorporar la enseñanza de competencias en los alumnos relacionadas con la producción, organización, venta y  distribución de estos productos. Esto garantizaría un desarrollo estable y auto sostenido. Y los inversores locales podrán fortalecer su presencia con la venta de servicios de calidad en recursos humanos y tecnológicos. Pero sobre todo, hacer énfasis en el mantenimiento de la calidad de los recursos naturales existentes. Es una buena posibilidad que se podría hacer realidad  si la comunidad se abocara a llevarlo a cabo.

TEXTO PARA COLUMNISTA
.
.