El Siglo

Videojuego permite ser el pistolero de una escuela y causa indignación 

El lanzamiento de un videojuego que permite recrear tiroteos escolares acechando pasillos de escuelas y acumulando asesinatos ha sido calificado como insensible e inapropiado por algunos padres de los estudiantes asesinados en la masacre de la secundaria Marjory Stoneman Douglas de Parkland.

El juego, llamado Active Shooter, estará disponible a partir del 6 de junio y ha sido descrito como un simulador SWAT que permite a los jugadores elegir entre ser un tirador activo que aterroriza a una escuela o el equipo SWAT que responde al tiroteo.

Fue desarrollado por Revived Games y será lanzado por la compañía Acid, que ha dicho que planea vender el juego por un precio de entre US$5 y US$10 en el mercado de videojuegos Steam (la plataforma de distribución digital de Valve Corp., una de las empresas desarrolladoras de juegos más grandes de Estados Unidos -EE. UU.-). El controversial juego no se venderá para ningún sistema de consola, según lo explica la tienda online.

“¡Elige tu rol, ponte en forma y lucha o destruye! Sé el bueno o el malo ¡La decisión es tuya!”, reza la descripción del producto. “Solo en Active Shooter podrás elegir entre el rol de un miembro de élite de SWAT o el de un pistolero real”, explican.

Además incluye la siguiente advertencia: “Por favor, no se tome en serio nada de esto. Solo pretende ser una simulación y nada más. Si tiene ganas de lastimar a alguien, por favor busque ayuda de un psiquiatra o marque el 911. Gracias”.
“UN INSULTO A LOS QUE HAN PERDIDO HIJOS”

Ryan Petty, el padre de Alaina Petty, asesinada durante el tiroteo del 14 de febrero, pidió que se cancelara el lanzamiento del juego. “Es repugnante que Valve Corp. esté tratando de sacar provecho y hacer glamorosas las tragedias que afectan nuestras escuelas en todo el país”, dijo Petty, quien además se postulará para la junta escolar del condado de Broward.

Indicó que la seguridad de los niños “es un problema real que afecta nuestras comunidades y de ninguna manera es un ‘juego”.

Por su parte, Andrew Pollack, el padre de Meadow Pollack, de 18 años, también asesinada en el tiroteo de Parkland, dijo que los creadores de este juego eran “personas enfermas”. Agregó que este tipo de juegos desensibiliza a los jóvenes sobre la tragedia que le sucedió a su hija.

“Lo último que necesitamos es una capacitación simulada sobre los tiroteos en las escuelas”, dijo Pollack, fundador del grupo de defensa de la seguridad escolar Americans for CLASS. “Los diseñadores de videojuegos deberían pensar en la influencia que tienen. Esto realmente cruza la línea”.

No solo las víctimas de recientes tiroteos han condenado el programa. El superintendente de las escuelas públicas de Miami-Dade, Alberto M. Carvalho, se mostró indignado. “Es un insulto contra los padres que han perdido a sus hijos y contra cualquier persona que siente en su corazón la pérdida, el miedo y el dolor de las tragedia que hemos pasado en este país”, declaró.

Univision Noticias intentó comunicarse con Valve Corp., pero no obtuvo respuesta. Valve es una compañía de software y tecnología de entretenimiento fundada en 1996, con sede en Bellevue, Washington.

Según consta en su portal web, el juego estrella de esta compañía es Half-Life y ha ganado más de 50 Game of the Year Awards (Premio a Juego del Año).

NO ES EL PRIMERO NI EL ÚNICO 

Por su parte, Acid, el grupo de origen ruso que publica el juego en la plataforma Steam se pronunció ante la lluvia de críticas que han recibido en los últimos días. En un comunicadoaseguran que su juego no promueve la violencia y que están contemplando eliminar el rol del pistolero en el juego.

“Le he escrito a Valve y estoy esperando su respuesta. Después de recibir tantas críticas y odio, es probable que elimine el rol de los tiradores en este juego, a menos que me confirmen que pueda mantenerse como está”, agregaron.

Acid indica que han existido otros juegos más violentos en la plataforma de Steam, incluido uno de 2015 que consistía en matar civiles al azar, aunque no en un entorno escolar.

Otros detractores de este juego ya han comenzado a recolectar firmas a través de la plataforma Change.org para pedir que suspendan el lanzamiento. En cuatro días, la petición ya lleva casi 80 mil firmas. “¿Cómo puede alguien dormir por la noche sabiendo que se está beneficiando de convertir tiroteos mortales en entretenimiento?”, escribió Stephanie Robinett, creadora de la iniciativa online.

En los foros de discusión de este juego, algunos defienden el lanzamiento. “No es necesario recordarle que esto es un juego, no la realidad, y muchos juegos se basan en matar gente. Y, como siempre, este es un juego, no estás obligado a comprarlo o jugarlo”, escribió el usuario CarryNeo.

Mientras que uno identificado como DopeBuildsGaming respondió a uno de los críticos del juego: “¡Nuestros derechos no terminan donde comienzan tus insignificantes chillidos! ¡No te gusta, no lo compres, juegues o veas cómo lo transmito! Algunos de nosotros podemos diferenciar entre un juego y una realidad”.

CONTROL DE ARMAS 

Los videojuegos siempre han sido un tema controversial cuando se habla de medidas para evitar más muertes por armas de fuego.

Fotos: Univisión Noticias

En marzo de este año, un mes después de la masacre de Parkland, el mismo presidente Donald Trump habló de estos juegos en una reunión sobre seguridad escolar en la Casa Blanca. ” Los videojuegos, las películas, las cosas de Internet son tan violentos”, comentó el mandatario en la junta convocada luego del tiroteo en Florida.

“Es difícil creer que, al menos por un porcentaje, y tal vez sea un pequeño porcentaje de niños, esto no tenga un impacto negativo en su proceso de pensamiento”, dijo Trump.

Pero Trump no es el único, otros políticos y figuras públicas han visto la industria del juego como un catalizador de los actos de violencia.

Hillary Clinton, por ejemplo, hizo campaña contra la violencia en los juegos como senadora demócrata a mediados de la década de 2000. Incluso patrocinó un proyecto de ley para penalizar la venta de juegos para adultos a menores. Pero la ley nunca pasó y frente a otros intentos en tribunales estatales, en 2011 la Corte Suprema dictaminó que California no podía prohibir la venta de videojuegos violentos a niños.

En 2013 el presidente Barack Obama pidió al Congreso que financiara la investigación sobre la violencia de los videojuegos como parte de un plan de 23 puntos para reducir la violencia armada.

Luego de la masacre de Parkland, el representante republicano de Florida, Brian Mast, dijo a NPR que los mayores impulsores de la violencia son “sin ninguna duda, las películas de Hollywood y el mercado de los videojuegos”.

Con información de: Univisión Noticias

.
.