El Siglo

Guatemala confía en estabilidad macroeconómica pese a alza del petróleo

A pesar del alza en los precios internacionales del petróleo, que ya se reflejan a nivel local en los costos de los combustibles, las autoridades guatemaltecas confían en que esto no afectará la estabilidad macroeconómica del país.

El aumento “no lo vemos todavía filtrándose al consumidor final y no esperamos que se dé ese caso”, afirmó el titular del Ministerio de Finanzas Públicas (Minfin), Julio Héctor Estrada.

Por su parte Sergio Recinos, presidente del Banco de Guatemala (Banguat), aseveró que están atentos al comportamiento internacional del crudo porque “eso tiene implicaciones en la inflación de las economías importadoras del petróleo”, como es el caso del país.

“Afortunadamente los inventarios están altos y eso podría atenuar un poco esta alza en los precios. Nosotros consideramos, todavía, que los aumentos pueden ser temporales”, subrayó Recinos.

El funcionario recordó que en 2016, luego de un período en el que el barril de crudo costó alrededor de US$25.00, empezó a subir su valor y ese año cerró con un alza del 45.03% y en 2017 el incremento terminó en 12.47%.

El aumento del valor de los combustibles fósiles afecta a una parte de la industria que todavía utiliza energía a base de combustibles, al sector agrícola, a los propietarios de vehículos y al transporte en general, explicó el presidente del Banguat.

CONTEXTO

Entre enero y el 21 de mayo del año en curso, el precio del barril de petróleo en el mercado internacional subió US$11.00 hasta ubicarse en US$71.00. El alza es de 18.3%. Dicho incremento se refleja en el mercado nacional de combustibles.

En el mismo lapso, el valor del galón de la gasolina superior se incrementó en Q3.56, la regular Q3.46 y el diesel Q2.37, según el monitoreo de precios del Ministerio de Energía y Minas (MEM).

La situación geopolítica en Siria y la salida de Estados Unidos (EE. UU.) del acuerdo nuclear con Irán son los detonantes más recientes que han disparado hacia arriba el valor del crudo.

Para Marco Augusto García Noriega, presidente del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif), el alza en el petróleo impacta en los precios de los productos al consumidor final.

“Afortunadamente ya bajó la tensión” en el conflicto que se registró en Siria y oriente medio, destacó el líder empresarial.

A pesar del adverso escenario internacional, los precios de los combustibles en Guatemala se encuentran entre los más bajos de Centroamérica.

Al 21 de mayo, la gasolina superior en Guatemala se cotizaba en US$3.74 y solo tenía un precio menor en El Salvador, US$3.72, y Panamá US$3.33, según el MEM.

La regular costaba US$3.59, en El Salvador US$3.50 y en Panamá US$3.24. Mientras que el diesel tenía un valor de US$3.07 y el valor más bajo se encontraba únicamente en Panamá, US$2.91 dólares.

“Tenemos los impuestos más bajos a la distribución y un mercado muy competitivo en cuanto a los diferentes distribuidores intermedios”, indicó Estrada al explicar por qué estamos entre las naciones del istmo con los precios más bajos a los derivados del petróleo.

Con información de: AGN // Rodrigo Pérez

.
.