El Siglo

Se metió un extraño en la columna

Convertidos en una torre de babel, solo que en nuestra mediocre versión criolla, a diferencia de la bíblica,  todos hablan el mismo idioma, pero lo confunden a propósito con distintos lenguajes, para disfrazar sus intereses y los más despreciables con el cobarde propósito de poder entregar a la que debiera ser su patria, para no  asumir ni responder por semejante traición.

Aquí todos sabemos que lo que está en penitencia es Guatemala. Que en el descarado juego geopolítico de los intereses extranjeros, se la disputan para establecer una base estratégica que desarme la absurda pretensión centroamericana de constituir desde 1824 una zona independiente que defina y transforme esa posición envidiable de puente indispensable de las Américas para definir su propia identidad y modelo de desarrollo que genere con nuestro histórico mar Caribe que entrelazó en el descubrimiento de América don Cristóbal Colón en comunión con su primera estación de encuentro con nuestro continente, República Dominicana, un espacio de gran desarrollo económico, al que históricamente le han negado su derecho a marcar los derroteros independientes de su existencia y desarrollo. .

Guatemala en llamas, sin necesidad. Asediada por dos interventores con intereses políticos claramente diferentes pero coincidentes en su afán de control sin condiciones: Naciones Unidas y su abusivo concepto de Gobierno Universal y sumisión de las soberanías nacionales y Estados Unidos de América, preocupado por su seguridad nacional, trasladando su conflictiva frontera mexicana a una más dócil y controlable… Guatemala.

Centro América, les ha parecido siempre una insolencia intolerable que atenta en contra de esas pretensiones y otras subsecuentes relacionadas con los intereses mercantilistas locales, de quienes sin más nacionalidad que el dinero, venden los Estados y sus territorios a cambio del control económico y político de estas unidades productivas, tal y como aparecen en sus contabilidades tan apátridas como rentables.

Me contaba en una oportunidad un abogado, de esos expertos en asuntos internacionales y que pareciera ahora apuntarse como interventor en el próximo gobierno. Que, reunido con los representantes de esas empresas, cuyos herederos ya viven en el exterior de manera casi permanente y se convocan en algún país europeo para revisar el estado de sus intereses… que al referirse a muchas empresas instaladas en nuestro ocupado país… se referían a ellas afirmando que les tocaba tomar nota de cómo iban sus negocios de Ultramar… como lo hacían en tiempo de la colonia… No me contó si preguntaban también por nosotros como sus vasallos

Guatemala en llamas… un chispacito y Nicaragua también… Honduras ya tuvo su remesón… El Salvador con un gobierno socialista que depende del dólar y que va de retorno al control de quienes han mandado localmente toda la vida. Costa Rica queriendo marcar el paso de la integración sobre la base de sus intereses y la histórica hostilidad casi insular de estar rodeados de indios… pero al final… afinan sus intereses con los del resto de países porque les conviene… se les convence y habla claro… siempre se integran… siempre tarde… pero se integran… se les quiere como hermanos y siempre serán reconocidos por su democracia ejemplar fortalecida en la revolución de 1948 realizada en gran medida con los recursos Guatemaltecos ofrecidos por el Expresidente Juan José Arévalo para tan significativa acción y que fuera encabezada por mi querido maestro don José Figueres Ferrer… Aunque la ficción de que no tienen ejercito formal… se les acepta, porque así dicen sus leyes,  aunque se les guiñe el ojo  cuando se descubren sus poderosas y disciplinadas fuerzas de seguridad.

Un ejército… con recursos militares, con uniformes verde olivo… pero que dicen que son policías. ¡Qué más da!

Panamá observando con su gran recurso… El Canal… habiéndose integrado con gran entusiasmo al sistema de la integración centroamericana (SICA) cambiando sus leyes para elegir diputados Al Parlamento Centroamericano… (Institución sistemáticamente desacreditada y boicoteada en su esencia, porque significa la intención de colegiar en un órgano parlamentario regional, las decisiones que ahora obtienen con una llamada a los despachos de los más altos ejecutivos de la región sin necesidad de  ninguna  consulta institucional que regule los límites del intervencionismo… Pero es más fácil hacerse cómplices del descrédito que evita la descolonización, que levantar una mano valiente para marcarle un amigable y respetuoso alto a la intervención sin límite ni jurisdicción. Con su otro gran baluarte La Corte Centroamericana de Justicia, que ya existió en la constitución de 1824, igual que la Nacionalidad Centroamericana que se ha perdido y se busca la forma de institucionalizarla de nuevo para recobrar nuestra identidad regional. Y que ahora es fundamental que se respeten sus fallos y que asuma su histórica y necesaria función de órgano máximo en la guarda, aplicación y custodia de nuestra legislación regional y respeto a nuestras constituciones nacionales.

Panamá en consecuencia ¡Observando si valió la pena haber hecho tantas concesiones políticas para sumar el recurso del canal a la visión económica de la región…! ¡Si vale la pena tener de socios a estos países que de ser una federación promisoria y poderosa en 1824 no encuentran el camino de la única forma de enfrentar el mundo de hoy… uniéndose!

República Dominicana, ¡Increíble! Es un país que tiene clara toda la estrategia regional. Pertenece al Sistema de la Integración Centroamericana, por cierto ocupa en este momento la Presidencia pro-tempore de la Región. La Impulsa y cree en ella. ¡Qué gran ejemplo nos está dando!

¡Esa es La Misión, sin duda alguna la más importante de toda nuestra historia, ¡Entendámoslo!

¡Se continúa el esfuerzo… aunque se trata de borrar por … los hijos de la… colonia… que nunca tuvieron patria… y saben que en ella radica el verdadero futuro de nuestros países!

¡Marcando su soberanía común e histórica y enfrentando al mundo como un puente amigable, en franco desarrollo y que no pertenece a ninguna potencia! Mucho menos a una organización internacional que se fundó para servir a los Estados y que se ha transformado en un monstruito de burócratas ambiciosos que han perdido el norte y de empleados bien pagados se pretenden convertir en patronos abusivos y desconsiderados de los pueblos que consideran débiles… aunque se mantengan servilmente sumisos con dobles estrategias de engaño y competencia a esas mismas potencias, a las que se inclinan, aparentemente sirven, no les elevan la voz pero que intentan traicionar con todos sus actos.

¡Hay tanta bulla en el mundo! ¡Qué abrazos y traiciones caben en el mismo cuarto ¡

¡Pero aclaremos las cosas!

¡El llamado Triangulo Norte no es una zona geopolítica independiente de Centro América!

Es una estrategia de seguridad, convenida con los Estados Unidos para contribuir a su Seguridad Interior, con la cooperación consentida y efectiva de los Estados Centroamericanos más próximos a México y para cuyo efecto “operativo” serán denominados del Triángulo Norte, sin más connotaciones geopolíticas que la contribución soberana de los Estados para resguardar la seguridad continental frente a los flagelos comunes que imponen medidas extraordinarias.

Los recursos para el Desarrollo Centroamericano tienen que ser producto de una visión regional que integre las potencialidades reales de Centroamérica para generar los recursos que estabilicen localmente a sus poblaciones, eviten la migración por razones económicas y políticas y contribuyan como socios no dependientes ni intervenidos a fortalecer la paz y el desarrollo institucional y democrático de la región denominada Sistema de la Integración Centroamericana (SICA)

Centro América y Guatemala especialmente, no puede ser considerada como un factor estratégico para aliviar las tensiones sociales y económicas del sur de México (Plan Puebla-Panamá).

Guatemala, debe constituirse por su vocación natural en la puerta de acceso al gran mercado del Norte: México, Estados Unidos y Canadá, proponiéndose en su frontera norte como una Zona Estratégica del Desarrollo Regional Centroamericano con el aval de toda la región para constituirse en los departamentos de Quezaltenango, San Marcos, Huehuetenango, El Quiché y Sololá, insisto, con el aval económico consensuado de toda la región, para un desarrollo acelerado y propicio para garantizar que la migración por motivos ajenos a la delincuencia no serán nunca una amenaza para los Estados Unidos de América.

¡De esos temas debemos de hablar y Pronto! ¡No de los que les preocupa a los entreguistas y traidores a la patria y a la región!

¡Siempre habrá una salida más inteligente y prometedora que la intervención y la entrega de la patria!

¡Amílcar… Amílcar… señor Director!… ¿Quién tomó mi computadora y mandó mi artículo a impresión?

¡No sé … don Edmundo! … me contestó confundido nuestro aguerrido Director el Licenciado Amilcar Alvarado Nisthal… Pero sabe una cosa…me dijo… ¡Me gustó!

Fíjese… le dije resignado ¡Qué a mí también! ¡Y me imagino quién fue!

¡Yo estoy seguro que él fue don Edmundo! Me afirmó con una sonrisa….!  ¡Que yo acompañé con satisfecha complicidad…! ¡y pensé que había sido quien ustedes piensan…!

.
.