El Siglo

El congreso de la república y la sociedad civil

La sociedad civil de Guatemala desesperada del incumplimiento de las obligaciones de los diputados en el congreso de la república, dándose cuenta de su incapacidad y que los diputados desean perpetuarse con intereses económicos personales y no cumplen con lo que la constitución les obliga como representantes de los guatemaltecos para trabajar por los intereses y el bienestar en general de los de este país, cansados de tanto engaño esta decidida la sociedad civil a votar por nuevos candidatos, con más capacidad, honestidad, ética y moral.

Se debe analizar el ente completo para comprender que sin ese cambio Guatemala seguirá siendo un país dominado por la corrupción, narcotráfico, partidos políticos incapaces, irresponsables, falta de trasparecía y patriotismo. El Congreso de la República de Guatemala es el órgano legislativo unicameral de Guatemala. Está conformado por 158 diputados electos democráticamente, de manera directa, para un período de cuatro años con posibilidad de reelección. El Organismo Legislativo de la República de Guatemala (OL) es uno de los organismos del Estado, que ejerce el poder legislativo. Es decir, que tiene la potestad legislativa para hacer las leyes que favorezcan al desarrollo integral del país, así como, procurar el bienestar común entre los habitantes

El período anual de sesiones del Congreso de la República se inicia el 14 de enero de cada año, sin necesidad de convocatoria. El Congreso se reúne en sesiones ordinarias del 14 de enero al 15 de mayo y del 1 de agosto al 30 de noviembre de cada año. Se reúne también en sesiones extraordinarias cuando sea convocado por la Comisión Permanente o por el Organismo Ejecutivo para conocer los asuntos que motivaron la convocatoria.

El veinticinco por ciento de diputados o más tiene derecho a pedir a la Comisión Permanente la convocatoria del Congreso por razones suficientes de necesidad o conveniencia pública.  Por lo menos la mitad más uno del total de diputados, la Comisión Permanente deberá proceder inmediatamente a su convocatoria. Los Diputados del Congreso de la República son funcionarios del Estado, los cuales representan al pueblo en toda actividad política u otra actividad que competa a la población de Guatemala, es decir, son representantes del pueblo y dignatarios de la Nación.

La Ley Orgánica del Organismo Legislativo establece que los diputados, individual y colectivamente, deben velar por la dignidad y el prestigio del Congreso, y son responsables ante el Pleno y ante la Nación por su conducta. El ser un ente político no le da derecho a la corrupción, convivencia con los narcotraficantes y algunos empresarios que también son corruptos velando solo por aumentar su capital. Por fortuna son la minoría y ya están siendo investigados. Este es el momento de que la sociedad civil elija nuevos personajes capaces y honrados que estén decididos a legislar a favor del bien común y de la superación de nuestra patria.

.
.