Home > Columnas > El RIC y el Desarrollo Social del País

El RIC y el Desarrollo Social del País

///
Comments are Off

Una Sociedad avanza en su desarrollo si utiliza sus recursos óptimamente. Con este eslogan se desea encabezar el presente artículo. El estado del arte cultural, político, económico y territorial en que se encuentre el Desarrollo Social de un país depende en gran factor de la configuración catastral en que se encuentre su Sistema de Administración Catastral y de la certeza jurídica en que se encuentren los predios y las fronteras entre municipios. Por tanto, la certeza jurídica, el desarrollo socioeconómico, una buena gestión catastral y el fortalecimiento municipal descentralizado son base clave que permiten minimizar el riesgo/fracaso de los capitales de inversión que se mueven en el territorio. Estimular que la inversión local e internacional aumente es el objetivo central.  RIC = Registro de Información Catastral.

Un análisis minucioso de los Objetivos de Desarrollo Sostenible -ODS-  permite concluir que el progreso de los pueblos se alcanza dentro del marco del Desarrollo Endógeno; esto es,  conducir las propuestas de desarrollo desde abajo hacia arriba, de preferencia; utilizando, el canal del Sistema Nacional de Desarrollo Urbano y Rural.  Pero también, desde adentro hacia afuera. Desde la auditoría social comunitaria para incidir en la toma de decisión de los organismos del Estado dirigidos a aquellos grades procesos que a nivel nacional se gestan.  Tres de esos grandes procesos son: 1. El Catastro, 2. Las Políticas de Compensación Social y 3. La Infraestructura Socio-productiva del País.

Siguiendo esta línea de pensamiento, considero que los aspectos técnicos, legales y administrativos  del Registro de Información Catastral -RIC- están orientados en la misma dirección del desarrollo de la Ley General de Descentralización,  la Ley Nacional de los Consejos de Desarrollo Urbano y Rural y del Nuevo Código Municipal. En este sentido, la Junta Directiva del RIC sería la nominada a velar porque la administración del Catastro Nacional, sea siempre vinculante con la gestión municipal por el lado del trabajo catastral; y con el Registro General de la Propiedad -RGP-, por el lado de la inscripción legal de las áreas catastradas. La capacitación técnica del personal es otro de los factores de gran interés. Ante esta realidad se hace necesario que la Junta Directiva continúe integrando estos temas.  Y; si no lo ha venido haciendo, es hora que levantemos nuestras voces y hacernos escuchar.

Al decir esto, me apoyo de un bonito artículo de opinión; escrito ayer martes 8 de mayo-2018, en el diario elPeriódico: “No pocos colegas aceptan lo inaceptable, eligen y reeligen a representantes del CIAG que por comisión u omisión nos han obligado a la indignidad ante presuntas plazas fantasmas y contratos fraudulentos anómalos. Es por eso, que surgen movimientos gremiales que reivindican la Dignidad Gremial, para reivindicar al Colegio de Ingenieros Agrónomos de Guatemala (CIAG). No hay quien pueda con la capacidad de contagio que tiene la indignación, ante las propuestas de reelección, de repetición y continuidad, politiquera y candidatos serviles que aún se atreven a postular. No hay que votar a quienes ya ostentan y ostentaron alguna representación gremial, sin resultados que valgan la pena. Por ello, en esta oportunidad, se proponen para la elección de representante titular y suplente ante el Consejo Directivo del Registro de Información Catastral, para el periodo 2018-2020, a dos jóvenes y competentes candidatos”.

Desde mi conceptualización: 1. En las Juntas Directivas de ese alto nivel de compromiso por el desarrollo del país, se requiere una experiencia  (preferible no menor de diez años)  de la administración pública en el terreno de la práctica.  2. Conocimiento del ámbito político-legal del entorno catastral del país que no es lo mismo que solo tener academia (conocer de la administración municipal, estar familiarizado con aquellos Decretos Legislativos afines al tema de catastro y conocer de la gestión pública en las áreas protegidas;  etc).

  1. Demostrada capacidad de emprendimiento que garantice el fortalecimiento institucional. 4. Consistencia en la lucha por la dignificación del gremio a que pertenece y 5. Familiaridad con el Sistema de Contabilidad Integrada del Estado para dar seguimiento a la ejecución presupuestaria permitiéndose ser asertivo en el re direccionamiento (si fuera necesario) del presupuesto institucional (en este caso del RIC). Pertenecer a la Junta Directiva del RIC, requiere de una visión holística del desarrollo del país; al mismo tiempo, de un conocimiento ecléctico de los procesos administrativos del sector gubernamental.

Finalmente,  permítaseme, resaltar que el Desarrollo Social de todo país siempre se complementa con la aplicación de las Políticas de Compensación Social;  adicionales a la infraestructura socio-productivas. Para el caso de Guatemala, animamos al Ministerio de Desarrollo Social continuar con la buena marcha de ejecución presupuestaria obtenida en este primer cuatrimestre (enero-abril 2018) correspondiente al setenta y cinco (75%) por ciento de la cantidad aprobada para ese mismo período. Y mejorarla en lo sucesivo.

.
.
WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com