Home > Columnas > Bicentenario del nacimiento de Carlos Marx

Bicentenario del nacimiento de Carlos Marx

///
Comments are Off

Uno de los más grandes pensadores de los últimos doscientos años, indudablemente es Karl Marx, teórico social, filósofo, economista y defensor de los intereses de las clases desposeídas. Nació en Tréveris, el 5 de mayo de 1818, hijo de un abogado judío que después se convirtió al cristianismo.

Karl Marx estudió en la Universidad de Bonn y completó su doctorado en filosofía bajo la influencia de pensadores como Ludwig Feuerbach, Bruno Bauer, en medio de los debates que se suscitaron entre los jóvenes hegelianos, con su obra: Diferencia entre la filosofía natural de Demócrito y la filosofía natural de Epicúreo. Posteriormente escribió otros libros filosóficos como la Crítica de la Filosofía del Derecho de Hegel, Manuscritos Económicos Filosóficos, La Miseria de la Filosofía y Tesis sobre Feuerbach.

Fue un pensador incansable, aún a costa de su propia salud que lo condujo a morir de “una larga enfermedad respiratoria el 13 de Marzo de 1883”. Vivió de manera austera como columnista de algunas revistas, pero su tenacidad, sistematicidad e inteligencia privilegiada fueron sus grandes instrumentos que lo acompañaron para legarnos un enorme “edifico teórico” de la sociedad capitalista.

Sobresalen miles de ideas y temas alrededor de Karl Marx, pero me interesa destacar ahora el “Marx humanista”, que aún inspira ideales por una sociedad en la que se pueda vivir con dignidad. Este es el Marx, que subió, de acuerdo a Terrell Carter “a la ola de protestas estudiantiles, activismo religioso, rebelión del tercer mundo y guerras de liberación nacional”. Ideas que arrancan de su obra: Manuscritos Económicos Filosóficos, en los cuales aborda con propiedad conceptos de “alienación” y “ser genérico”, que inspiró a Herbert Marcuse a escribir el libro: El hombre inidimensional, que tuvo una enorme incidencia en el pensamiento contemporáneo, y algunos afirman que es “una actualización y retorno a los manuscritos de Marx”; así como la obra de Hannah Arendt: La condición humana, publicada el año de 1958, de honda reflexión filosófica.

El pensamiento filosófico de Marx, que se desprende de Hegel y toda una larga trayectoria de las ideas materialistas como lo hace ver en su tesis doctoral, es la conjunción del idealismo alemán con el “materialismo científico de la ilustración francesa radical”.

La originalidad de Marx, en torno al tema de “alienación”, estriba en la reflexión acerca de las “condiciones sociales y económicas en que vivía la gente, al tipo de actividades laborales que realizaba y a las relaciones prácticas que mantenían unos hombres con otros”, de acuerdo a Allen Wood. Efectivamente a Karl Marx le interesó como afirma Miguel de Unamuno, al “hombre de carne y hueso”.  O sea,  las personas reales y no  un concepto ideal de ser humano abstracto. Marx se refiere al hombre  que consume ropa, comida, requiere de alojamiento, entre otros aspectos. Quien está obligado a trabajar y a producir. Este es el ser concreto objeto real y sentido de estudio de las ciencias sociales y de la economía. Lo cual explica que las teorías incluyendo las económicas, la moral, la filosofía y la política, se desprenden de las relaciones que se establecen a partir de un “modo de producción”.

Obviamente estas ideas lo condujeron tiempo después a escribir otras obras mucho más pertinentes en torno a descifrar el curso del capital, así como a participar en acciones de carácter organizativo para luchar por demandas sentidas de las clases populares, lo cual es interpretado por Terrel Carter de esta manera: “el enfoque de Marx sobre el capitalismo es que el mundo social podría ser de otra manera, si nos organizamos para cambiarlo. Pero no cambiará  si no lo hacemos”. Esto lo condujo  a escribir de manera conjunto con Federico Engels: El Manifiesto Comunista y la Ideología Alemana.

El pensamiento marxista de acuerdo a todo ese bagaje de su “edificio teórico”, se debería de entender como una “interpretación de la vida humana, como señala Joseph Crospy, y no sólo de la vida humana sino también de la naturaleza”. De ahí que desde esta inmensa construcción conceptual de quien escribió su obra cumbre: El Capital y de previo los Grundrisee o elementos fundamentales para la crítica de la economía política, se desprenden otros pensadores como Lenin, Mao, Rosa Luxemburgo, Antonio Gramsci, Marcuse, entre muchos más.

Para el caso de América Latina, las grandes expresiones de movimientos teóricos y sociales son la Teología de la Liberación, la Teoría de la Dependencia y la revolución cubana. Hoy, a los 200 años de su nacimiento, reconocemos sus aportes teóricos los cuales, siguen siendo vigentes en un mundo en el cual sobresalen los megabillonarios que tienen más dinero que las mismas naciones.

Finalmente transcribo un texto publicado por la Revista Letras Libres, No. 199 del mes de Abril de 2018,: “Este año se cumplen dos siglos del nacimiento de Karl Marx, Filósofo, economista, sociólogo, revolucionario y acaso profeta, era un hombre de su tiempo, marcó profundamente el siglo XX y algunas de sus ideas son relevantes en nuestra época. Produjo un análisis del capitalismo que todavía resulta clarividente, combinó la filosofía de Hegel con la economía política y la investigación social, y creó conceptos y teorías que han sido completadas, discutidas o refutadas”.

.
.
WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com