Home > Columnas > La Virgen de Fátima hace un año en la ONU

La Virgen de Fátima hace un año en la ONU

///
Comments are Off

Hace aproximadamente un año, en la Organización de Naciones Unidas se llevó a cabo un evento especial e inédito (dentro del edificio de la Asamblea General) en ocasión del centenario de las apariciones de la Virgen de Fátima que es mundialmente conocida. En aquellos días yo aseguré- mantengo mi posición- que fue una oportunidad de oro para que se pudiese tener un exorcismo de las ideas de la nueva era.

La palabra exorcismo según la Real Academia de la Lengua Española lo define como un conjuro contra el demonio ¡vaya! Yo hubiese pensado que con esta santa misa muchos diplomáticos cabeza dura que tienen en sus manos trabajar de forma cohesionada con sus respectivos cleros en la consecución de una ordenada forma de vida en la sociedad, pudo haber tenido efecto.

Es bueno siempre saber, como lo he dicho en anteriores artículos que La Santa Sede tiene su oficina dentro de la Organización, que fueron ellos quienes organizaron esta actividad religiosa, que siguen organizando actividades de este tipo y que auguro que sigan organizando estos eventos religiosos pues yo espero que haya una reforma muy seria en la cabeza de muchos diplomáticos que laboran en Naciones Unidas.

Hoy en día, sobre todo en países europeos, se ha caído en un relativismo absolutamente descarado, que ya desde la primaria se ha venido promoviendo, muy injusto dado que los niños no tienen un raciocinio como nosotros los adultos y no se vale envenenar o influenciar de forma negativa la mentalidad de los niños.

Las sociedades han perdido la brújula de la lógica, del respeto y del orden. Las influencias internacionales para poder promover estos proyectos se han hecho más frecuentes hoy en día, sumado a ello los conflictos internacionales que asustan a toda la población mundial, hay que cuestionarse cuál ha sido la base espiritual que ha movido a este grupo de personas a hacer de la violencia y la guerra su estilo de vida, es una realidad cruda que no sólo nuestros países centroamericanos viven, sino que todo el mundo.

La Virgen de Fátima estuvo de invitada de honor un día en la Asamblea General en donde se toman las decisiones multilaterales más importantes para todo el mundo.  Este magno evento hizo el llamado a la paz mundial, ojalá, podamos entender que la paz es un mandato mismo de Dios.

Auza, embajador de la Santa Sede en Naciones Unidas recalcó lo siguiente:  “esperamos con las oraciones de hoy, puedan contribuir a la construcción de la paz” “Que pueda terminar la violencia y guerra en Siria  así como también un alto al fuego en África, Ucrania, las Coreas y el Medio Oriente” “Hay que ponerle punto final al terrorismo, la persecución religiosa, étnica y racial, al crimen organizado, al tráfico de personas y otras formas de esclavitud moderna”.

.
.
WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com