Home > Columnas > Es tiempo de entrarle a las transformaciones

Es tiempo de entrarle a las transformaciones

Es cierto que tenemos muchos problemas de orden social, político y económico lo que hace que en el ambiente se percibe incertidumbre, inseguridad y falta de estrategias que puedan concretar un futuro donde todos los guatemaltecos y guatemaltecas cuenten con posibilidades reales de puntualizar mejores condiciones de vida. Estamos en nuestro país y somos varios pueblos, algo tenemos que hacer con una buena dosis de conciencia y con proyectos viables de manera conjunta.

.

Es necesario dedicar tiempo a identificar los temas que son prioritarios para buscarles la solución que corresponde, por ejemplo el caso de la exclusión, la falta de representatividad e intereses de una mayoría de la población en el Ejecutivo, en el Congreso de la República y en el Organismo Judicial. El Ejecutivo todavía no llega a todas partes con los servicios educativo básicos como el caso de salud, educación y justicia. El Congreso de la República está bajo el control de personas que se han olvidado de los pueblos originarios y por lo mismo legislan solo para responder a intereses de un sector de la cultura dominante. En este sentido es sano volver a discutir y elaborar propuestas con la participación de todas y todos. Una de estas propuestas es la del Estado Multinacional que estaría dando respuestas a la igualdad, la inclusión, la democracia y la justicia. Sobre este tema, el mundo actual nos presenta varios ejemplos. El tema político es uno de los que menos se trabaja para la ciudadanía en general y más la falta de información sobre los temas coyunturales hace que se tengan tantos problemas donde al final solamente el gobierno en turno decide las soluciones.

Por el momento tenemos un sistema de justicia que tiene muchos puntos débiles, que no llega a todas partes, que está lleno de impunidad, que persigue más a los pobres, necesita de mucho tiempo para obtener alguna solución y se administra en un solo idioma de tantos que se hablan en el país. Necesitamos un sistema de justicia que llegue cerca de la ciudadanía, equitativo para todos, que tome en cuenta las formas y procedimientos con que otros pueblos resuelven sus conflictos y diferencias.  Este esfuerzo también es un aporte más para la construcción de la democracia.

Las instituciones públicas de todo tipo y en cualquier nivel, deben estar libres de prácticas de corrupción que mucho daño ha hecho a las guatemaltecas y guatemaltecos.  El funcionamiento de estas instituciones debe estar libre del aprovechamiento que hacen muchos trabajadores del sector público cuando terminan pidiendo dinero a cambio de algún favor que realmente es obligación de cualquier trabajador atender. Todos deben hacer un frente común para eliminar la corrupción y apoyar cualquier esfuerzo que tiene como objetivo eliminarla.

Trabajar todos y todas para disminuir la pobreza y la extrema pobreza que sufre un alto porcentaje de la población guatemalteca.  Si no se hace algo para disminuir esta triste realidad, significa entonces que cada vez habrá más desnutridos, enfermedades de todo tipo y el desarrollo humano cada vez está más lejos. Sectores, pueblos y el liderazgo del país deben asumir compromisos para que entre todos eliminemos el hambre y la miseria.

Una educación que vincule con las necesidades de los pueblos, particularmente con el tema medio ambiente que es vital para todos. Si las generaciones presentes terminan todos los elementos que lo integran, significa que las generaciones que siguen no van a tener posibilidades de sobrevivir debido a la ausencia de agua, aire limpio, bosques y montañas.

.
.