Home > Columnas > Elecciones a Rector en la USAC

Elecciones a Rector en la USAC

///
Comments are Off

Estamos a escasas horas de las elecciones para decidir quién será el próximo rector de la Universidad de San Carlos de Guatemala. Desde  mi experiencia y recorrido académico por diferentes  universidades, me alegra  que tres distinguidas personas con trayectoria universitaria, estén al frente de un proceso democrático que está por concluir. Cada uno presentó ideas y propuestas. Hubo debates y exposición pública de lo que piensan. Sin embargo, tal y como es la mala costumbre,  surgió la propaganda negra para desacreditar por la vía de falacias o calumnias, la vida personal de los candidatos.

.

Los publicistas de la propaganda negra, generalmente no se refieren al contenido de las propuestas e idea de Universidad, sino como todo razonamiento falacioso o falso, se van por la inatingencia, o sea, aquellas conclusiones que no tienen conexión lógica con las premisas y ofenden a las personas escarbando por la vía del rumor, la vida personal de éstas, sin escudriñar  a fondo la prueba de sus acusaciones. Felizmente la gran mayoría de los universitarios hace oídos sordos a estas formas de desacreditación y  escuchan  con atención las ideas  que cada uno de los candidatos presenta a la comunidad.

Personalmente, conozco a los tres candidatos y los respeto, pero me inclino por un joven ingeniero, Murphy Paíz,  de origen modesto, por su talento y talante, quien  en su quehacer universitario,  alcanzó   importantes logros desde su gestión como decano de la Facultad de Ingeniería, la cual  llevó a cabo  con creatividad e inteligencia. Hoy, está   dispuesto en medio de un entorno complejo de la vida nacional y dificultades internas de la USAC,  a liderar un movimiento de 180 grados por el cambio desde  la rectoría de esta noble casa de estudios.

Las razones de mi empatía hacia el Ingeniero,  es porque hace algunos años  coordiné a un excelente grupo de intelectuales y científicos, con el diseño del Doctorado en Cambio Climático, el cual  fue aprobado por la Escuela de Estudios de Postgrado de la Facultad de Ingeniería,  y avalado por todos los Ministros de Ambiente de la Región Centroamericana y el Caribe. Esta iniciativa se logró concretar, gracias al apoyo decidido de Murphy Paíz.

En el período que fui Director General de Docencia, impulsé tres iniciativas concretas. La primera, un programa de Educación Virtual. Los únicos recursos que existían eran los que coordinaban la Facultad de Ingeniería y la de Agronomía. Sus dos decanos cedieron los derechos para implementar esta iniciativa de carácter institucional, y uno de ellos fue el Ingeniero Paíz.

Asimismo, en ese tiempo también se iniciaron los programas de acreditación internacional de las carreras universitarias de la USAC. Inmediatamente la Facultad de Ingeniería se puso a la vanguardia y se logró después de un proceso complejo, el acreditamiento de tres carreras. En el mismo sentido se promovieron  estudios de doctorado con otras universidades del mundo y esta facultad, a través de su decano, promovió que varios de sus docentes fueran al extranjero a realizar estudios de especialización.

Recientemente, siendo el Ingeniero Paiz, Presidente del Colegio de Ingenieros, acogió a una delegación universitaria de Costa Rica, para implementar un programa titulado: Gerencia de Proyectos, el cual, finalmente se llevó a la práctica en la USAC, con la autorización del Dr. Carlos Alvarado Cerezo, actual rector.

Como si todo eso fuera poco, ahora,  lo que  me convence de su candidatura, es su plataforma programática a partir del concepto: HACIA UNA UNIVERSIDAD INNOVADORA. Interpretado  como la comprensión de  un mundo diferente, particularmente referido a la naturaleza de los aprendizajes, a la incidencia de las tecnologías de la información, la globalización  y la redefinición de los nuevos perfiles de egreso frente  a  problemas de  falta de certeza del empleo profesional. En ese sentido,  la USAC no puede quedar relegada, sino, debe ser innovada, bajo la transparencia de la planificación y priorización  de la vida académica universitaria.

El Ingeniero Paíz, entiende que la USAC, está llamada a jugar un papel de mayor impacto en la vida nacional. Se debe repensar su misión  a la altura de los tiempos,  establecer  “vasos comunicantes” con el Estado y todos los sectores de la sociedad, coadyuvando en la superación del atraso educativo,  salud, desnutrición infantil, marginalidad de miles de jóvenes y de los pueblos indígenas, deterioro ambiental, justicia, seguridad ciudadana, así como combate a la corrupción.

Cultivar un pensamiento crítico  y abierto hacia una educación permanente. Se impone la formación de competencias en las áreas de las  tecnologías de la información,  aprendizaje de al menos otro idioma; capacidad de saber leer, interpretar, escribir; razonamiento lógico matemático, competencias cívicas, sociales, culturales;   aprender a aprender haciendo.

Debemos entender que la cartografía del mapa global se ha modificado y la USAC tiene que   reinventarse en la “sociedad del aprendizaje”, contrariamente su futuro será un fracaso porque no dará respuestas pertinentes a los jóvenes que ingresan a forjar un proyecto de vida. Este es el gran desafío que mueve la candidatura de Murphy Paiz. El logro de resultados concretos es lo que esperamos las y los universitarios.

.
.