Home > Columnas > Nicaragua despertó

Nicaragua despertó

///
Comments are Off

Nicaragua está ardiendo.  Los nicaragüenses despertaron finalmente.  La inconformidad contra el régimen dictatorial e ilegítimo de Daniel Ortega han provocado unas protestas que están tomando auge y lamentablemente causando caos, desorden, violencia y víctimas mortales.

Es verdad que todo comenzó con protestas contra las reformas a la seguridad social que el gobierno de Ortega implementó.  Pero esa fue apenas un motivo para comenzar lo que hoy está tomando más fuerza, unas protestas generalizadas contra el gobierno de Ortega por corrupto.  Estudiantes, empresarios y en general todo el pueblo de Nicaragua está descontento con el sandinismo.

Tengo muy presentes las palabras de algunos grandes empresarios de la región diciendo que invertirían hace años en Nicaragua porque era un país con mucha seguridad.  Yo no me cansaba de repetirles que no lo hicieran porque no era una democracia válida ni representativa, que era más bien un país donde Ortega se volvió mercantilista y quienes llegaban serían obligados a ser en parte socios de ese dictador dándole más poder aún del que tenía.   Pero mucha gente no aprende la lección y los errores se repiten.  Posiblemente porque no ven ese riesgo, o porque los principios no valen nada y mientras pueda uno enriquecerse a través de la complicidad de los gobernantes mediante privilegios, pues no importa.  ¿correcto?  Pues no, claro que importa y mucho.

Importa porque debemos defender una sociedad de personas libres y responsables que no estén pidiendo al gobierno más de lo que le corresponde.  Y le corresponde la Seguridad y Justicia nada más o por lo menos es lo que más importa.  No le corresponde promover empresas ni asociarse con quienes invierten para darles preferencias y privilegios.  Tampoco es correcto que gracias a estas complicidades entre los pseudo-empresarios y el gobernante se violen los derechos de los demás en temas de libertad de expresión y de participación política y ciudadana.  Pero así ha sido.  Y ahora estamos pagando las consecuencias.

El gobierno sandinista ha reprimiendo las manifestaciones con brutalidad.   Al momento de escribir este artículo han muerto ya más de una docena de personas entre las que se encuentran el asesinato de un periodista, Ángel Eduardo Gahona quien estaba reportando para el noticiero El meridiano mientras trasmitía en directo por Facebook.  Este video se ha hecho viral y ha causado aún más indignación puesto que según La Prensa de Nicaragua, fueron las fuerzas policiales las que efectuaron el disparo.  El gobierno lo niega y para variar culpa a grupos de derecha.   Aparte de este hecho existe una represión contra la libertad de expresión afectando ya a muchos medios y periodistas, algunos incluso han sido golpeados por las fuerzas de seguridad.

La forma en que los dictadores del Socialismo del SigloXXI suelen defender su poder es siempre con represión, callando a la oposición, cerrando los medios de información y reprimiendo a los periodistas.  El uso de la fuerza es su garantía de mantenerse en el poder a través del terror que causan a sus ciudadanos y por ello son inmisericordes cuando hay alguna protesta que pone en juego su continuidad o que incluso les cuestiona como está ocurriendo hoy en día, No tardan luego en aparecer los demás países de ese grupo que siendo cómplices de tales actos le acuerpan con declaraciones y apoyo logístico en muchas ocasiones como lo ha hecho Cuba desde hace años y ahora Venezuela.

La izquierda se cansó de la dictadura de Somoza, pero aceptó la de Ortega.  Ya era hora que despertaran.

.
.