Home > Columnas > La Mentira Siempre Sale a Flote

La Mentira Siempre Sale a Flote

Desde nuestra niñez en el hogar entre algunas de las cosas que se nos enseña es que no debemos mentir, se nos dice que del cielo a la tierra no hay nada oculto y que siempre vence la verdad. Hay seres humanos que conforme van creciendo son amigos de mentir y con los años los familiares, amigos y vecinos les toman desconfianza a esos mentirosos.

En el ámbito político partidista la mayoría que se lanzan como candidatos a algún puesto en sus discursos de proselitismo le ofrecen al ciudadano muchas cosas que incumplen en el momento de triunfar. La mentira es una afirmación que una persona hace consciente de que no es verdad. Varios niños pequeños dicen muchas mentiras, todo lo que contaban eran mentiras y algunos se les enseña que la mentira repetida mil veces termina convirtiéndose en una verdad.

Alfred Adler dijo que una mentira no tendría ningún sentido a menos que sintiéramos la verdad como algo peligroso. Abraham Lincoln decía que nadie tiene la memoria suficiente para mentir siempre con éxito. Podrás engañar a todos durante algún tiempo, podrás engañar a alguien, pero no podrás engañar siempre a todos. Es lamentable que, en el Organismo Judicial, en el Organismo Legislativo y en el Organismo Ejecutivo se le engañe en algunas oportunidades a los de la sociedad civil, que son los que le pagan su salario para que cumplan trabajando honrada, eficaz, transparente y conscientemente como se los ordena nuestra Constitución de la Republica de Guatemala según el cargo que desempeñen.

El pueblo guatemalteco ya desconfía de algunas personas a todo nivel por las mentiras que dicen para justificar su mal proceder. Antes era raro era que se escuchara que del Organismo Judicial algunos jueces favorecen al acusado que ha cometido delito. Desafortunadamente en la actualidad sucede para ganar alguna prebenda económica, mienten y no cumplen con la justicia.

En el ámbito Legislativo algunos diputados tratan astutamente de legislar con leyes que los favorezcan mintiendo para poder robar y subsistir en el mismo puesto.  En el Organismo Ejecutivo también mienten incluso algunos asesores y personas que los rodean para mantenerse en sus puestos y tener ganancias económicas indebidas. Según Friedrich Nietzsche dice que la mentira más común es aquella con la que un hombre se engaña a si mismo. Engañar a los demás es un defecto relativamente vano. Para otros los hombres de mentiras les quedan grandes las mujeres de verdad. Según Mahatma Gandhi mas vale ser vencido diciendo la verdad, que triunfar por la mentira.

Estos grandes pensadores que he mencionado vienen a confirmar y a hacernos conciencia que es preferible cometer cualquier error de uno mismo, pero no ser amigo de la mentira. Ojalá las autoridades que nos gobiernan tomen conciencia en la lógica que es un valor de verdad que indica en qué medida una declaración es verdad. Comprendamos que en lógica clásica bivalente los valores de verdad son solo dos, usualmente designamos verdadero y falso.

Es momento de corregir a los guatemaltecos y enseñarles a no mentir y a sostener la verdad a cualquier precio para conservar un buen prestigio y lealtad a nuestra nación.

.
.