Home > Columnas > Votaré “SÍ” en la consulta popular

Votaré “SÍ” en la consulta popular

///
Comments are Off

Estamos a cuatro días de que se lleve a cabo la consulta popular a la que convocó el Tribunal Supremo Electoral para decidir si estamos de acuerdo con que Guatemala lleve su reclamo legal en contra de Belice a la Corte Internacional de Justicia. El reclamo de Guatemala es específicamente sobre los derechos que Guatemala tiene respecto de territorios (tierra y mar) que hoy son ilegalmente ocupadas por los beliceños. Además, la decisión de la Corte determinará -en forma definitiva e inapelable- la frontera entre los respectivos territorios. Recuerden que la línea fronteriza entre Guatemala y Belice no está bien determinada desde hace más de 150 años.

.

¿Qué pasa si en Guatemala gana el “sí”? Debemos esperar que Belice haga su consulta popular, y si en ese país gana el “sí” entonces el conflicto ya podrá someterse a la Corte. Esta -calculo yo- en no menos de cuatro años, decidirá qué derechos le corresponden a Guatemala sobre el mal llamado “territorio beliceño”. Nuestros vecinos, en su consulta popular, deberán responder la misma pregunta que responderemos nosotros este domingo:

“¿Está usted de acuerdo que cualquier reclamo legal de Guatemala en contra de Belice sobre territorios continentales e insulares y áreas marítimas sea sometido a la Corte Internacional de Justicia para su resolución definitiva y que ésta determine las fronteras de los respectivos territorios y áreas de las partes?”

¿Qué pasa si en Guatemala y/o Belice gana el “no”? Ambos países deberán seguir intentando arreglar sus controversias por medios pacíficos. Han pasado décadas y Guatemala y Belice han intentado mediar y negociar, pero sin éxito. Este es el primer motivo por el cual es importante someter la controversia a la Corte Internacional de Justicia: prácticamente es el único mecanismo que nos queda. Si gana el no, el conflicto seguirá sin negociarse ni resolverse y, probablemente, será necesario consultarles nuevamente a las respectivas poblaciones si quieren someter la controversia a la Corte Internacional de Justicia. En otras palabras: ¡el Tribunal Supremo Electoral gastará otros Q300,000,000!00 para organizar una consulta popular y seguiremos aplazando el problema que ya ha costado tantas vidas!

Aprovechemos la oportunidad y ¡VOTEMOS POR EL SÍ!

.
.