Home > Columnas > ¡Votemos por el sí! Diferendo Guatemala-Belice

¡Votemos por el sí! Diferendo Guatemala-Belice

///
Comments are Off

¿Qué es el llamado “diferendo territorial” entre Guatemala y Belice? Se trata de una disputa sobre territorios que se ha venido dando entre estos dos países desde hace más de 150 años. ¿Qué es lo que reclama Guatemala? Debe quedar claro que Guatemala NO reclama a Belice como parte de su país, al contrario, Guatemala reconoce que Belice es un país soberano e independiente. Lo que reclama nuestro país es una porción del territorio que Belice ocupa, así como derechos sobre áreas insulares y marítimas.

¿Qué es lo que se va someter a una consulta popular? Si esta disputa se somete o no al conocimiento de la Corte Internacional de Justicia (el brazo judicial de la ONU) para que resuelva en definitiva el conflicto. Específicamente, la pregunta que se les hará en la papeleta es la siguiente: “¿Está usted de acuerdo que cualquier reclamo legal de Guatemala en contra de Belice sobre territorios continentales e insulares y áreas marítimas sea sometido a la Corte Internacional de Justicia para su resolución definitiva y que ésta determine las fronteras de los respectivos territorios y áreas de las partes?”.

Como pueden ver, la finalidad última de la consulta popular que se llevará a cabo el día 15 de abril de 2018 es únicamente votar si sí o si no estamos de acuerdo en que el más alto tribunal internacional determine, de una vez y por todas, cuál es el territorio y los derechos que corresponden tanto a Guatemala y a Belice.

¿Por qué votar que sí? ¿En qué nos beneficia que la Corte Internacional de Justicia decida el caso? Entre muchos otros problemas que ha causado el no tener fronteras definidas, uno de ellos ha sido la pérdida significante de vidas en la zona de adyacencia. Muchas personas que viven o transitan entre las borrosas fronteras han muerto a manos de soldados bajo la excusa de que estos están resguardando su territorio (ejemplo: goo.gl/Avfjvr). Si se resuelve el diferendo, se salvarán muchas vidas. Además, el costo económico del problema para Guatemala ha sido enorme (solo esta consulta popular costará Q300,000,000.00).

Tener certeza jurídica sobre el territorio nos interesa por aspectos económicos, de inversión y desarrollo, seguridad, turismo, explotación y administración de recursos. Resolver el problema contribuirá a la paz con un país que ha sido y siempre será nuestro vecino.

¡VOTEMOS POR EL SÍ!

.
.