Home > Columnas > Hay que conservar y cuidar el agua

Hay que conservar y cuidar el agua

Hay muchos significados del agua en el mundo actual.  Para unos pueblos el agua es un recurso natural que hay que aprovechar en obtener mucho dinero y por lo mismo se legisla el acceso al agua a favor de pocos para actividades industriales. Para otros pueblos, el agua es vida, ayuda a generar diversidad de vidas en la tierra y por eso hay rituales para agradecer y enaltecer su existencia y hay peticiones concretas cuando tarda en caer. Sin agua, las expresiones de vida en el planeta tienden a marchitar y luego morir. Sin agua, las flores del campo pierden expresión, las aves trinan con tristeza todos los días porque ya no tienen comida, los mamíferos emigran o se mueren y comunidades enteras se enfrentan por las fuentes de agua que aún quedan. Si el agua dulce se acaba ya no se recupera.

El día del agua en Guatemala, 22 de marzo, pasó sin pena ni gloria, pareciera que el agua no tiene importancia en la vida de muchas personas porque malgastan este vital líquido, algunas instituciones pasaron el día del agua sin acordarse de tan importante líquido porque desconocen los problemas al interior del país por la falta de agua. Algunos sectores y pueblos están a la expectativa acerca de la vida del agua en Guatemala, cuál será la legislación del futuro, qué instituciones negocian dedicar el agua para el uso de unos pocos, quienes luchan con el objetivo que el agua esté disponible para el uso y consumo de todos.  Del agua depende la vida de muchos seres vivos y es obligación de todos cuidarlo.

Es urgente volver la vista y la conciencia de todos acerca del estado actual del agua al interior del país donde en la actualidad encontramos huellas de lo que algún día fue un nacimiento de agua, fuentes que surten de agua a una comunidad en vías de desaparición, el caudal mínimo de lo que antes era un caudaloso río y miniregiones donde antes llovía mucho que en estos tiempos apenas llueve. Hay obras públicas que recogen las aguas negras de grandes ciudades símbolos del progreso pero que en realidad contaminan ríos enteros al lanzar las aguas negras a las aguas de los ríos.  Es triste ver la ribera de los ríos gran cantidad de plásticos sin que aparezca alguna institución que regule el uso de dichos plásticos y otros materiales que tardan cientos de años en desintegrarse. Son las acciones de las personas que están dañando el agua con que cuenta todavía Guatemala.

Por otra parte, es necesario insistir que el consumo de agua contaminada por parte de las personas trae muchas consecuencias entre las que mencionamos:  problemas estomacales como diarreas, infecciones como la disentería, la fiebre tifoidea y el cólera. Estas enfermedades se deben contrarrestar con prácticas para consumir agua libre de contaminantes, por ejemplo clorar y filtrar.

Acciones que se pueden practicar de manera cotidiana para la conservación y cuidado del agua: limpiar ríos, hacer actividades que requieren de poca agua, recolectar agua de lluvia para el riego de cultivos, regar plantas ornamentales una vez por semana, tomar duchas de corta duración, revisar las instalaciones de conducción de agua al interior de la vivienda para evitar fuga de agua y orientar a niñas y niños para asumir prácticas que ahorran agua.  En la escuela, las y los estudiantes deben tener consciencia de la importancia del agua en la vida de todos los seres vivos y por eso deben racionar el uso del agua cuando se lavan las manos y los dientes, hacer uso de poca agua para mantener alegres las flores que adornan la escuela y estudiar comprensivamente qué le pasa a la vida sin el agua.

.
.
WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com