Home > Mirilla indiscreta > Comiendo Santos, excretando diablos

Comiendo Santos, excretando diablos

Paulo Coelho, nos trasmite una serie de reflexiones en Cerrando Círculos, que nos inducen a pensar que la vida es una sucesión de etapas, cada una de ellas llena de propuestas y retos, que si se insiste en quedarse en ellas una vez cerrado el ciclo de su vigencia, se pierde la alegría de vivir.

No se puede estar en el presente añorando el pasado. Dejarlas ir, desprenderse de las cosas, cerrar capítulos, pareciera un proceso natural al que el ser humano se resiste. Asumiendo que el compromiso de su vida, es uno sólo, que no termina hasta que se consuma la muerte- escuché con atención el inicio de aquella charla que prometía matices interesantes.

-Meditando el tema, desde luego,- continuó su alocución –   tiene mucho de sabiduría, pero a mi juicio, también mucho de renuncia  al compromiso con los ideales imperecederos, que te acompañan siempre, hasta que te agota la lucha y te invade la conformidad y el sentido del fracaso y deserción definitiva- acotó aquella aparente contradicción.

-Frente a las incertidumbres del cambio artero, cruel, que certifica retrocesos en lugar de avances- comenzó a explicarla –  los ideales logrados o por alcanzar, siempre presentes constituyen el más grande estímulo para seguir viviendo- afirmó con energía.

-Su lamentable y más común enemigo, crece y se origina en el desprendimiento intelectual al análisis crítico de la realidad, cediendo a la pereza de no cultivar el conocimiento, que constituye un reto de construcción permanente del presente y futuro de tu propia sociedad- le dio aún más contenido a su afirmación

-No todos los paradigmas de la modernidad, salvo los tecnológicos, casi siempre fuera del alcance de sociedades subdesarrolladas como las nuestras, son garantía de adelantos sociales, económicos, culturales y mucho menos políticos, como fórmulas para estructurar la convivencia humana- fundamentó nuevamente su enfoque

-Grandes lagunas de oscurantismo cultural, han garantizado retrocesos groseros en la evolución de los seres humanos en la búsqueda  perpetua de la felicidad, aspiración genuina de una especie que piensa y siente- razonó con lógica

-Una sociedad que no base su valoración ética en la búsqueda de la felicidad común, termina por glorificar el acto instintivo de la mera subsistencia y auto explotación, que permite que un grupo siempre minoritario domine las relaciones sociales de producción y logre su éxito, con la humillación económica, política y social, de la mayoría… cuyo acceso precario a la cultura, los hará víctimas de su ignorancia y lo más grave… cómplices, y el colmo, a veces satisfechos y orgullosos como credo político, de su pobreza e infelicidad- sentenció con firmeza

-La masificación de la pobreza y su instrumentalización a través del odio y rechazo ideológico a la riqueza… es el camino más recorrido por la humanidad a través de su historia para estancar su desarrollo y fomentar el crimen social, garantizar la pobreza colectiva y la confrontación que ha permitido la concentración de la riqueza en pequeños círculos de control económico y por derivación también político- ilustró su pensamiento

-La culpa del sometimiento de las masas empobrecidas y embrutecidas por la contaminación ideológica, la tienen quienes afirman representarlos y a su conveniencia, sin mayor esfuerzo ni sacrificio, viven de la pobreza y necesidades de su única fuente de ingresos como dirigentes menores, incapaces y parásitos, incultos o bien, ignorantes documentados, o profesionales cultivados en la prédica de la confrontación, que ha hecho de las falencias sociales y de la necesidad colectiva, la base inteligente de su subsistencia y cacicazgo ideológico, económico y a veces hasta religioso, sabiendo… porque lo saben… que la educación y el conocimiento es la cimiente de la prosperidad y felicidad colectiva pero que también les confirma su propia e innecesaria existencia como dirigentes políticos, sociales o religiosos- afirmó entrañando una denuncia

-Rechazar la riqueza porque me parece ajena y la causa de todas las desgracias de mi entorno o del entorno de mis seguidores, ha sido la llave mágica del gran corral donde conviven en condiciones miserables y en calidad  de masa, quienes rehúsan su cuota de poder alojada en su inteligencia y en el conocimiento que les abre la posibilidad de crear riqueza propia y liberarse de quienes han hecho de su miseria, la fuente, de su ingrata prosperidad y liderazgo- volvió a la condena clara

-Es la rebeldía alojada en la ignorancia para favorecer su explotación en beneficio de individuos y sistemas que siguen la ruta natural de vivir y prosperar con el menor esfuerzo y el trabajo de los demás – continuó la carga

-Pero insisto – regresó a uno de sus argumentos- quienes glorifican sólo el sacrificio para fundamentar la prosperidad de manera reiterativa- advirtió -no significa que no hayan realizado el esfuerzo de una iniciativa creadora que les proveyó la ruta de su éxito y felicidad – procuró aclarar.

-Pero un esfuerzo creador que reclame el sacrificio físico a lo largo de toda la existencia no podrá catalogarse jamás como sinónimo de éxito mucho menos de felicidad- afirmó

-Es el espacio de tranquilidad y satisfacción a las necesidades, que provee la creación productiva, la única muestra fehaciente del éxito alcanzado- sentenció de nuevo

-Quién afirma con orgullo, que se ha jodido toda la vida desde el amanecer hasta el anochecer para tener lo que tiene… aparte de mentiroso… invoca casi siempre el sacrificio propio, para justificar y darle contenido ético al esfuerzo ajeno que  garantiza su prosperidad, alejada de esa tortura cotidiana que proclama falsamente- reiteró su argumento

Quién no alcanza el margen de felicidad que garantiza el trabajo y la creación intelectual y productiva del ser humano… nació, creció, se reprodujo y murió, seguramente, siendo uno más de la legión de infelices y rencorosos de la tierra- concluyó su afirmación.

Aquel hombre, que había empezado su conversación negando lo escrito por Coehlo en torno a los ciclos de la vida que deben superarse y ser abandonados para disfrutar plenamente la próxima etapa, me daba la impresión que era uno de esos motivadores ocupacionales que viven muy bien cobrándole por sus conferencias a quienes llenos de complejos y limitaciones existenciales, se sienten más que satisfechos, oyendo las causas de su  fracaso y creando su porción de ilusión, con el éxito ajeno.

llevándose a su casa después del cafecito y sanguchito del intermedio, la creencia que las motivaciones ocupacionales son suficientes, para suplir la falta de sólidas convicciones, que desconocen por falta de formación y la enorme presión de un medio hostil a la inteligencia, donde se fomenta la mediocridad, que alimenta la conformidad como sinónimo de explotación y eleva a la condición de líderes a los charlatanes.

La ausencia de convicciones, fundadas en el razonamiento profundo de la dinámica social y alejadas de las trampas que la convivencia humana nos pone todos los días para masificar nuestras miserias y transformarlas en causas políticas, permanentes e improductivas.

Pero algo me decía que aquel predicador improvisado por las circunstancias, tenía un mensaje más profundo que el de un motivador profesional.

-Yo creí que en estas dos últimas semanas- continuó y circunscribió su análisis en el espacio y en el tiempo – la crisis de identidad institucional que atraviesa el país llegaría a un nivel de tensión que terminaría definiendo una solución definitiva – marcó el rumbo de lo que venía a continuación

-Pero una circunstancia fortuita producto de la falta de condiciones personales y evidentes carencias profesionales del Procurador de los Derechos Humanos, propició una confrontación que se había previsto como inevitable con la elección del nuevo Fiscal General de la República, cuya designación para quienes ostentan su absoluto control, constituye una posición tan importante que no ocultan su intención de evitar que tal designación se realice mediante los mecanismos que establece la constitución política de la república si no tiene como resultado la escogencia que ellos decidan. Esa posición es para ellos estratégica e irreductible- confirmó lo que es para los observadores más que evidente.

-Han cuestionado con nombres y apellidos, todo el proceso de elección buscando desacreditar a la Comisión Postuladora y su elevada condición de Decanos de todas las universidades, Presidente de la Corte Suprema de Justicia, Presidente del Colegio y Tribunal de Honor del Colegio de abogados, como que se tratara de delincuentes, para impugnarla a la Comisión o al Presidente, si no deciden por el que ellos señalen- continuó su apreciación

Con una Corte de Constitucionalidad totalmente al servicio de los interventores- tienen garantizada la anulación de cualquier designación de la Comisión o presidencial que no se ajuste a sus intereses estratégicos – Creo que preferirían que cayera el gobierno  – antes de ceder esa posición, donde se ha manejado toda la estrategia política de quienes se apoderaron de las funciones judiciales y represivas de los órganos de justicia – insistió en el señalamiento

Pero la estupidez del Procurador los llevó a sacar sus cartas anticipadamente – reveló

-La imprudencia de un agitador de tercera clase elevado a la jerarquía de Procurador, ha puesto en peligro real, otra posición que con las presiones usuales al organismo legislativo lograron ocupar sin las credenciales necesarias para un cargo de semejante nivel.

Y los pronunciamientos y movilizaciones reservadas para evitar la elección de la fiscalía, si no se ajustaba a sus intereses, la han tenido que utilizar para defender a un desequilibrado.

Es tan grave la situación para ellos, que echaron mano hasta de algunos conocidos miembros de la jerarquía católica para reaccionar en contra de la mayoría de sus fieles, indignados por lo sucedido con el escarnio a la Virgen María y lo más grave en época de Cuaresma – recordó el desagradable episodio.

El compromiso y militancia de algunos obispos, es de tal magnitud, que enfrentan a los fieles y al Nuncio Apostólico, representante personal del papa Francisco en abierta declaración política que hace evidente el inevitable cisma que se viene encima de la Iglesia Católica en su jerarquía eclesial- anticipó preocupado

-Es increíble- afirmó con fuerza – que los representantes de la Iglesia Evangélica fueran más solidarios con los católicos, que sus propios obispos, que seguramente muy pronto tendrán que rendir cuentas de la terrible politización de sus actos como líderes religiosos, transformados en corrientes dirigentes políticos – advirtió con certeza.

– Frente a la utilización anticipada de los recursos reservados para defenestrar a quién designe el Presidente como Fiscal, si no es de su grupo, a través de la Corte de Constitucionalidad, la decisión del Congreso de la República del próximo martes reviste capital importancia – dibujó el panorama.

Si el Congreso acelera en un solo acto la salida de don Jordán, tendrán que anular su decisión a través de su aliado incondicional: La Corte de Constitucionalidad… que pondría a prueba la urgente decisión de desconocer, como lo prescribe la Constitución, resoluciones ilegales… decisión que a su vez definiría el conflicto institucional y aceleraría todos los procesos- advirtió el eventual procedimiento

-Quemados sus recursos estratégicos, forzados por la defensa de un agitador de barrio con rango de Procurador, ya no constituiría sorpresa, la intención de defenestrar al presidente o al designado nuevo fiscal, si no fuera de su agrado y forzaría a los guatemaltecos a ver en pocos días el final de toda esta tragedia institucional- afirmó categóricamente.

Así como los obispos, o alguno de ellos, arriesgaron el respeto de los católicos por sumarse a las calenturas políticas. Así mismo la Corte de Constitucionalidad, jugará su existencia a una decisión que contradiga o evite el ejercicio de la soberanía parlamentaria y del ejecutivo tan manoseadas impunemente por sus magistrados – terminó de redondear la idea.

La agitación social, como nunca antes, pone en peligro la paz del país todas las semanas, por la irreflexiva acción de los titulares de la intervención y el maquiavélico juego de sus patrocinadores, que guardando solamente sus intereses, no reflexionan en torno a lo que significa la estabilidad política de Guatemala- sentenció con evidente preocupación.

Estoy seguro que hasta el propio presidente de Nicaragua, tendrá preocupación por la desestabilización de Guatemala, que arruinaría la política de coexistencia pacífica pactada con los poderosos vecinos del norte – advirtió otra arista del conflicto

-La paz de Guatemala y Centroamérica no puede depender de la prédica y acciones irreflexivas de un grupo de extremistas que paulatinamente se han apoderado de una fracción muy importante del Estado y persiguen su control total- volvió a la advertencia

El tiempo y las decisiones cruciales dependen hoy más que nunca de la reacción y cordura de otros dirigentes nacionales, que desde la reflexión patriótica y necesidad de reestructurar la institucionalidad democrática del país, no han podido oponerse a que un grupo de usurpadores violenten nuestras instituciones y tradiciones. Nos impongan una agenda internacional que rechazamos por derecho propio de identidad y soberanía nacional y que en grave predicado y riesgo, en los próximos días exigirá una definición del futuro de Guatemala- finalizó su intervención.

Su mensaje nos contagió de una preocupación que hoy domingo aflora en los parques de todas las ciudades, recogiendo firmas, buscando todavía la forma pacífica de marcar un alto a la irresponsable anarquía y oprobiosa conducción de quienes se han hecho protagonistas de esta tragedia nacional.

Magistrados y Jueces, así como Fiscales, haciendo acopio de su dignidad, comienzan a denunciar y oponerse a la falsificación de sus actos, méritos y resoluciones judiciales.

Seguramente en la mayoría de iglesias del país, en las misas del transcurso del día, muchos feligreses católicos como yo, verán la vergüenza reflejada en el rostro de sus sacerdotes, que con gran pena, íntimamente, se resisten a las declaraciones de algunos de sus obispos que cambiaron sus hábitos sacerdotales por las gorras y chumpas de agitadores callejeros.

Como católico, los perdono, como guatemalteco se los reprocho. Pero Dios dispuso, que otros líderes religiosos, los hermanos Evangélicos fueran los privilegiados defensores, en estas horas difíciles y cruciales de la patria, de nuestra fe cristiana. Gracias por eso Iglesia Evangélica… Por defender a la Madre Común, que ajena a su liturgia, mereció el respeto y protección de ustedes y que sus pastores le negaron.

.
.
WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com