Home > Columnas > ¿Guatemala incumpliría?

¿Guatemala incumpliría?

///
Comments are Off

¿Puede Guatemala incumplir la sentencia que dicte la Corte Internacional de Justicia si la considera desfavorable a sus intereses? Me preguntó una persona al salir de un conversatorio sobre la consulta popular que facultaría al Gobierno para plantear nuestra demanda territorial, marítima e internacional en ese tribunal. Respondí que no sería el primer caso y para completar la respuesta les presento algunos ejemplos que citó La República.pe (Fallos incumplidos de la Corte Internacional de Justicia de la Haya, 26.11.2012).

.

Caso de las Pruebas Nucleares (1973). Francia incumplió la orden que dictó la CIJ ante una demanda de Nueva Zelanda para que suspendiera las pruebas nucleares que realizaba en el Pacífico Sur. Francia objetó la competencia de la corte y no participó en ningún procedimiento. Posteriormente realizó doce pruebas nucleares más. Invocó su seguridad nacional y Nueva Zelanda continuó en vano alegando que estaba siendo afectada por la radiación.

Caso de las Pesquerías (1974). El Reino Unido y Alemania consideraron ilícita la decisión de Islandia de incrementar su área de pesca exclusiva de 12 a 50 millas. La CIJ consideró que Islandia extendió sus derechos indebidamente. “Sin embargo, los barcos del Reino Unido no pudieron continuar pescando en aguas que la corte les había rehabilitado. Los guardacostas islandeses se lo impidieron. En 1976, y al margen de la CIJ, hubo una negociación en la cual Islandia logró que prevalecieran sus nuevos derechos”.

Caso actividades militares y paramilitares en y contra Nicaragua (1986). La CIJ estimó que Estados Unidos usó ilegalmente la fuerza contra Nicaragua porque “financiaba las bandas armadas conocidas como “contras” contra el gobierno del Frente Sandinista. Estados Unidos alegó primero que la Corte carecía de competencia. Después sostuvo que actuó en defensa propia.” EUA incumplió la decisión de la CIJ de suspender de inmediato las acciones armadas. La sentencia incluyó una indemnización que se definiría posteriormente, pero en 1991 Nicaragua desistió de continuar la causa.

Caso Avena. Estados Unidos desacató tres medidas de la CIJ relacionadas con infracciones a la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares, según la cual cuando un ciudadano extranjero es detenido las autoridades deben informar al consulado de su país y la comunicación consular del detenido debe estar garantizada. Estados Unidos no lo hizo cuando detuvo a los alemanes Karl y Walter La Grand, el segundo fue sentenciado a muerte y ejecutado en 1999 pese a que la CIJ había pedido suspender la pena mientras se resolvía la queja. Un año antes había ocurrido lo mismo con el paraguayo Francisco Breard, cuyo país recurrió a la CIJ. “Por último, en 2003 México litigó contra los Estados Unidos por la situación de 52 detenidos de este país, sobre tres de los cuales pendía la pena de muerte. La CIJ dictó medidas precautorias que también fueron ignoradas. Luego del fallo, que obligó al país infractor a revisar 51 casos, Estados Unidos denunció tal Convención. Años atrás EUA había retirado su aceptación a la cláusula facultativa de aceptación obligatoria prevista en el estatuto de la CIJ. (Continuará).

.
.