Home > Columnas > Polarización Peligrosa

Polarización Peligrosa

///
Comments are Off

Hay algo que está pasando en Guatemala que no me gusta.  Que considero hasta peligroso.  Se está dando una polarización innecesaria sobre temas en los que todos deberíamos estar de acuerdo.  Por ejemplo, en el tema de la corrupción y la lucha contra la misma todos estamos de acuerdo.  El problema surge con aquellos que consideran que, si “amas a la CICIG” estás contra la corrupción, si no, eres corrupto.

Así como este tema hay otros donde por un único comentario de opinión de un periodista o más bien un columnista, de pronto es “comunista” por un lado o “neoliberal” por el otro, cuando nada está más lejos de la realidad.  Conozco mucha gente que participa con opiniones en las que “se quema”, dice las cosas que piensa, las discute y trata de defenderlas.  Y si está equivocado rectifica.  Sin embargo, por su valentía de opinar casi que lo sepultan vivo con toda clase de calificativos que nada tiene que ver con una discusión civilizada.

Tanto el tema de la CICIG como el de las opiniones de los columnistas y otros personajes públicos son causa de una gran polarización en este país.  ¿Por qué?  Pienso que mientras más discusiones abiertas, mientras más diálogo exista, menos violencia habrá entre las personas que tienen diferentes ideas.  Una sociedad civilizada debe ser capaz de sostener cualquier debate y diálogo con personas que piensan diferente.  Al fin y al cabo, somos todos diferentes en todo sentido.  Por cierto, este es otro tema que provoca polarización entre aquellos que quieren la igualdad a toda costa en la sociedad a través de medidas de redistribución vía impuestos y quienes creemos que las diferencias son naturales y que es mejor una sociedad desigual, pero con alto crecimiento económico en donde la pobreza vaya disminuyendo rápidamente.  Las discusiones se vuelven a veces apasionadas y eso está bien.  Lo que no está bien es empezar con descalificar continuamente a quien no piensa como tú.  Al fin y al cabo, ni es argumento y sólo crea esa polarización que molesta a todos.

¿En qué si deberíamos estar de acuerdo todos, o al menos es lo que pienso?  En que queremos una Guatemala con un mayor crecimiento económico donde se eleve rápidamente el nivel de vida de todos los guatemaltecos.  Para ello, queremos un verdadero Estado de Derecho en el que se imparta una Justicia pronta y eficaz, a todos por igual, sin excepción, sin influencias, sin politización, sin corrupción.  Queremos una Guatemala donde exista certeza ante la ley de que quien comete un delito será juzgado por ello y si es culpable será sancionado como corresponde.  Queremos una Guatemala en que la vida de los ciudadanos está verdaderamente protegida y garantizada, donde las pertenencias de los guatemaltecos estén debidamente protegidas y que exista libertad para poder efectuar cualquier actividad pacífica y voluntaria que no dañe los derechos de los demás.

En este punto estamos de acuerdo casi todos los guatemaltecos.  Le he preguntado a amigos que son de diferentes ideologías, algunos que aman a CICIG y otros que consideramos que no debería existir, etc… si están de acuerdo con el párrafo anterior y todos me han indicado que sí.  Hasta ahora no he visto a nadie que quiera irrespetar la vida, las pertenencias de los guatemaltecos y la libertad para actuar, intercambiar, producir, crear, hablar, escribir, y realizar cualquier actividad siempre y cuando no dañemos los derechos a terceros.

¿Entonces?  ¿Qué pasa?  ¿Por qué no trabajamos todos hacia este objetivo?  Estoy seguro que no es difícil de conseguir.   Las ideas se combaten con ideas y con buenos argumentos.

.
.