Home > Columnas > Eduquemos al ser humano Psicológicamente

Eduquemos al ser humano Psicológicamente

En Guatemala se carece de la educación Psicológica del ser humano desde que nace. Existen diferente enfoque respecto a este tema. La psicología explora conceptos como la percepción, la atención, la motivación, la emoción, el funcionamiento del cerebro, la inteligencia, el pensamiento, la personalidad, las relaciones personales, la conciencia y la inconsciencia. La psicología emplea métodos empíricos cuantitativos y cualitativos de investigación para analizar el comportamiento. También se pueden encontrar, especialmente en el ámbito clínico o de consultoría. Mientras que el conocimiento psicológico es empleado frecuentemente en la evaluación o tratamiento de las psicologías, en las últimas décadas los psicólogos también están siendo empleados en los departamentos de recursos humanos de las organizaciones, en áreas relacionadas con el desarrollo infantil y del envejecimiento, los deportes, los medos de comunicación, el mundo del derecho y las ciencias forenses. Es importante que en la escuela del país se oriente a sus estudiantes por medio de profesionales que conozcan y aprecien lo que es la psicología, la cual evitaría muchos acontecimientos desfavorables que acontecen en Guatemala. Existen Psicólogos y Psicólogas que estaría anuentes a colaborar con el Ministerio de Educación y a los que dirigen los centros educativos para ayudar en la educación de la juventud.

Por otra parte, desde hace años, ha aumentado enormemente en las instituciones penitenciarias el número de presos con un trastorno psíquico. En los Países Bajos, todos los años se encierran gran cantidad de presos. A Una parte de ellos se les da atención debido a una afección psicológica o psiquiátrica. En Guatemala se carece de estadísticas de presidiarios a nivel nacional, y no se les da apoyo psiquiátrico. Ofrezco una visión general de las cantidades de presos que necesitan atención extra y que, por ese motivo han sido internados en lugares con atención especial, con distintos niveles de seguridad y de atención. Los servicios de salud mental para presos están sometidos a grandes cambios en estos momentos. Dirigido por la oferta y distribuido a pequeña escala por el país, este servicio debe ofrecerse desde ya debido a la alta demanda de presos que la necesitan para estabilizar su salud y los problemas que los acosan.   Es oportuno señalar que algunos humanos se alegran de ver a sus semejantes presos y abandonados, a los cuales también merecen que se les trate psiquiátricamente. En Guatemala tenemos profesionales expertos en la rama de la Psiquiatría y psicología como lo son el Psiquiatra Hugo Soto Chávez Y el Psicólogo experto Marco Antonio Garavito quienes podrán apoyar al respecto. Desafortunadamente en nuestro país no se le da importancia como lo es la estabilidad de salud del individuo psíquica, biológica y socialmente. Se debe de recordar que también los presos les asisten sus derechos humanos que se les debe respetar para conservar y respetar su salud. Debemos de comprender los guatemaltecos que todos necesitamos que se nos apoye en el ámbito psicológico, biológico y social como lo manda la constitución de la república cuando se refiere a nuestra salud.

.
.