El Siglo

De verdades y falsos profetas

Las adherentes deben hacer los votos de pobreza, castidad y obediencia más un cuarto voto de servicio libre y de todo corazón a los más pobres de entre los pobres. Los Hermanos de las Misioneras de la Caridad se fundaron en 1963, y la rama contemplativa de las Hermanas se creó en 1976. En 1984 la madre Teresa fundó junto al padre Joseph Langford los Padres Misioneros de la Caridad.

Las misioneras ayudan a refugiados, ex prostitutas, enfermos mentales, niños abandonados, leprosos, víctimas del sida, ancianos y convalecientes. Tienen escuelas atendidas por voluntarios para educar a los niños de la calle, comedores de caridad, y proveen otros servicios de acuerdo con las necesidades de la comunidad. Solo en Calcuta existen 19 casas que acogen hombres y mujeres necesitados, niños huérfanos, enfermos de sida, una escuela de niños de la calle y una colonia de leprosos. Estos servicios son proporcionados a la gente sin tener en cuenta su religión.

En el país del Realismo Mágico, hoy día surgen las hermanitas de la caridad, que pregonan a todo pulmón sus buenas intenciones ocultando un pasado nefasto para la nación, no está de más mencionar el foro o el monologo que el día de hoy se llevó a cabo en un hotel de 5 estrellas entre los que se ha denominado el FRENTE CONTRA LA CORRUPCIÓN, vale la pena hacerles ver que en este país QUIEN ESTÉ LIBRE DE PECADO QUE LANCE LA PRIMERA PIEDRA, cita bíblica que viene muy al caso pues los que hoy atacan, son los que han estado más sucios empresarialmente y moralmente en este bello país.

En EL SIGLO, aunque nos han atacado y tildado de lo peor que a ellos les conviene, seguimos adelante contra todo pronóstico, y seguiremos contando la historia, aún y cuando se nos ataque por decir la verdad y contar los hechos tal cual son, cosa que la prensa hoy día en Guatemala NO HACE, esto nos ha valido los ataques infundados y las acusaciones sin razón ni evidencia que como ya es costumbre del binomio CICIG-MP se han dado a la tarea de atacar a quienes no comparten su comparsa y no piensan como ellos, además de amenazas de muerte en contra de quienes no pensamos ni actuamos de acuerdo a su conveniencia.

Guatemaltecos, es tiempo de pensar como queremos nuestra nación, seguiremos siendo los borregos que los de siempre quieren O QUEREMOS UN MUNDO MEJOR, para nuestros hijos, en este medio de comunicación, estamos seguros y luchamos en la firme creencia de que UN MUNDO MEJOR ES POSIBLE, pero para ello, hoy día debemos repensar el país que queremos, estaos dispuestos a dejarnos manipular de acuerdo a la conveniencia de LOS FALSOS PROFETAS, o estamos dispuestos a luchar por una verdadera nación LIBRE, JUSTA Y SOLIDARIA.

Las cartas están echadas, es nuestra obligación luchar por un mundo mejor o permitir que FALSOS PROFETAS, nos sigan manipulando a su sabor, antojo y conveniencia.

Por una nación libre, justa y solidaria.

.
.