Home > Columnas > 2018, un año de oportunidades para Renap y el Mides

2018, un año de oportunidades para Renap y el Mides

///
Comments are Off

Como podrá recordar, en el cuatrimestre septiembre-diciembre del pasado año 2017, dediqué espacios en esta columna “crisol literario”  a nivel de ensayos técnicos en los temas: 1. Importancia de la reducción del subregistro de nacimientos a cargo del Renap y de los atributos de esta noble institución en la generación de cultura registral; aspecto de gran jerarquía, en las sociedades modernas. 2. También, acerca del impacto de las políticas de compensación social como es el caso de La Refacción Escolar, La Agricultura Familiar y de Los Programas del Ministerio de Desarrollo Social -Mides-.

.

Tanto el Renap como el Mides y otras instituciones -Mspas, el Mineduc, el Maga, la Sesan y el INE- tienen a su cargo sentar las bases para el desarrollo social de Guatemala; y de ello,  su importancia. En relación al Renap; recientemente, un medio televisivo entrevistó al Director General y el tema central fue hacer ver la importancia de la adquisición de nuevos sistemas de computación (hardware y software). El Director explicó que los software actuales de la institución, están quedando obsoletos y con escasa memoria de almacenamiento ante los volúmenes de información. Se indicó que estudios coinciden que a intervalos de diez años, los rasgos de las personas cambian considerablemente; por ello, el tiempo de renovación del DPI, es de diez años. Argumentando que el Renap se encuentra en la frontera de esa fase transicional de cambio en el que se hace impostergable su actualización informática para modernizar sus registros biofísicos y biométricos. Estos nuevos equipos (hardware y software), no solo tienen una mayor capacidad de almacenamiento; pero además, garantizan un mejor resguardo y una mayor protección fidedigna de los registros confidenciales contenidos en la base de datos.

Los otros aspectos de importancia dentro de la planificación del Renap, tales como: la implementación de las oficinas móviles, la atención al guatemalteco en el extranjero, la profesionalización del personal y los Planes Operativos Multianuales se quedarían atrasados si no fuera posible el apoyo presupuestario del Estado para que el Renap pueda agenciarse de este vital y moderno equipo informático. Por tanto, mi consideración es: exhortar al Renap, que vea el presente año 2018 como la oportunidad para las metas de modernización.

Ahora, en cuanto a los programas sociales y tras la gran batalla librada para eliminar los candados legales del pasado año 2017, todo parece que hay luz verde para la buena marcha del Plan Operativo Anual 2018 del Mides. El único tropiezo técnico podría ser que la actualización y depuración de los listados por medio de fichas socio-económicas no se encontrara en una fase intermedia alta o avanzada. Complementariamente, el Mides podría fortalecer sus listados confrontando el Código Único de Identificación -CUI- de sus familias beneficiarias ante el Renap. Con esto en mano, el nuevo ministro de Desarrollo Social tendría todas las cartas a su favor para dar cumplimiento a la ejecución presupuestaria dentro del Ministerio a su cargo. Atender la deuda social del Estado es una condición impostergable, en esto radica el esfuerzo del presente artículo.

TEXTO PARA COLUMNISTA
.
.